Deportes sin edad en La Granadilla

Pequeños y mayores disfrutando del juego de la petanca. /
Pequeños y mayores disfrutando del juego de la petanca.

Una convivencia une a niños y mayores para practicar varias actividades lúdicas y de recreo

ELENA CORTÉS

«Es una iniciativa que hace que haya relación entre los más pequeños y las personas mayores. Las actividades sociales mezcladas con otras lúdicas y deportivas son un acierto para todo el mundo», comenta Francisco Javier Risquete, director de la Escuela de Verano de la Granadilla.

Ayer por la mañana, estas instalaciones deportivas acogieron la V edición del Día de las actividades deportivas con mayores y pequeños.

En La Granadilla se realizó una jornada de sensibilización conjunta, organizada por la Escuela de Mayores y las Escuelas Predeportivas Municipales de la Granadilla. El objetivo de su celebración fue enseñar habilidades en los juegos a partir de la experiencia de los mayores. Los deportes que practicaron fueron ping pong (tenis de mesa), petanca y pádel.

Abuelos y nietos fueron los protagonistas durante toda la mañana, pues captaron la atención de muchos deportistas que realizaban sus rutinas de ejercicios en este complejo deportivo.

Aproximadamente un grupo de 80 niños participaron en el encuentro. Todas estuvieron dirigidas por monitores, aunque el día de ayer fue especial porque también daban clases los mayores. El grupo se dividió en varios más reducidos para repartir por turnos estos juegos.

«Queremos colaborar con los niños para que pasen un buen día y aprendan de nosotros. Aunque somos mayores, no dejamos de ir a nuestras clases de pádel», comenta Antonia Resga, acompaña de su grupo de amigas.

Resulta emocionante comprobar cómo muchas veces la vitalidad de los niños se corresponde con la de las personas mayores. Son los más pequeños quienes salen corriendo para elegir a su aliado o contrincante de avanzada edad.

«Los mayores juegan muy bien a la petanca, hoy son ellos quienes nos enseñan a jugar. Mi deporte favorito es la natación», asegura la niña Cristina Jurado.

La Escuela de Verano para mayores se crea porque muchos de los que pertenecen a este colectivo no se van de vacaciones, así se les ofrece una alternativa de ocio.

«Durante el año las actividades se llenan, aunque con el verano algunos se van de viaje o prefieren quedarse en casa para no pasar mucho calor. Este año participan 20 mayores», comenta María Muñoz, coordinadora de las actividades deportivas para mayores del Ayuntamiento de Badajoz.

«Estas actividades de verano funcionan muy bien. Cada año aumentamos el número de plazas y siempre acaban cubriéndose», declara el coordinador del grupo junior y grupo peque, Pablo Meléndez.

Referente

La experiencia de la Escuela de Verano deportiva de La Granadilla es conocida por la mayoría de los pacenses, pues su 'stage' deportivo es uno de los referentes para el periodo estival. «En nuestra escuela inculcamos valores como la lucha, la entrega y las relaciones de equipo. Con las actividades conseguimos que los niños dejen de lado las consolas y los móviles durante estos días, así vuelven a jugar como antiguamente hacíamos todos», cuenta Risquete.

En esta ocasión invitaron al campeón pacense de tenis de mesa, Antonio Regalado. «Estoy muy contento porque disfruto con los niños mientras les enseño a jugar», comenta entre risas.

«Me encanta el pádel porque hay que moverse mucho, y me gusta manejar la raqueta. Volveré el año que viene», declara la menor Ania Lozano. Esta jornada contentó a todos los participantes, muchos aseguran que repetirán el verano que viene.

«Estoy muy contento porque disfruto con los niños mientras les enseño a jugar».

«Me encanta el pádel porque hay que moverse mucho, y me gusta manejar la raqueta».

«Los mayores juegan muy bien a la petanca, hoy son ellos quienes nos enseñan».