Dos historiadores elaboran un proyecto para salvar la villa romana de La Cocosa

Estado. Actualmente los restos se encuentran cubiertos por la vegetación que crece de manera descontrolada. :: hoy/
Estado. Actualmente los restos se encuentran cubiertos por la vegetación que crece de manera descontrolada. :: hoy

La intención es realizar prospecciones sobre el terreno para hacer una valoración del yacimiento y su entorno con el fin de presentar los resultados a las instituciones públicas

TANIA AGÚNDEZBadajoz

badajoz. Olvidada, abandonada y cubierta por la maleza. Así se encuentra actualmente la villa romana de La Cocosa, y de esta situación quieren salvarla Noé Conejo y Jairo Serrano. Estos dos historiadores están elaborando un proyecto de recuperación de este yacimiento con el fin de ponerlo en valor y hacerlo accesible para que se pueda visitar.

Su idea es realizar diversas investigaciones sobre el terreno con el objetivo de poner en conexión con su entorno este enclave romano ubicado a 16 kilómetros de Badajoz, reconocer el espacio en el que se sitúan los restos con GPS y hacer una valoración histórica de los vestigios que aún se conservan en esta finca, propiedad de la Diputación de Badajoz. «Se trata, por ejemplo, de constatar si era la única villa romana o si existían más alrededor», explica Conejo.

Para poder llevar a cabo las prospecciones arqueológicas, los historiadores están terminando un informe que entregarán a la Junta de Extremadura en unas semanas. En él recogen las labores que desean ejecutar y con qué objetivos. Este documento es necesario para que puedan obtener el permiso de la Dirección General de Patrimonio para estudiar la zona. Llevan trabajando en esta propuesta desde hace unos dos meses. «Queremos enviarla en breve para comenzar los trabajos sobre campo este verano», especifica Conejo.

Cuando tengan los resultados de estas labores, se centrarán en realizar el proyecto de rehabilitación de La Cocosa. En él se analizarán las necesidades que tiene el yacimiento arqueológico y las medidas que se tienen que poner en marcha para acondicionar el recinto. También se incluirá el presupuesto que se requiere para llevar a cabo estas mejoras.

Conejo destaca que las obras a ejecutar en la villa romana para rescatarla de su estado de ruina deben consistir principalmente en la limpieza integral de la superficie y la restauración de los restos. Este historiador también apuesta por excavar el entorno de esta histórica aldea para localizar sus límites reales. «Incluso se podría hacer una evolución histórica del lugar», señala.

Visitable

La finalidad de acondicionar este espacio es que las ruinas romanas puedan ser accesibles y visitables. Por esta razón, Conejo destaca que también es imprescindible incluir en el proyecto un programa de mantenimiento. «De nada serviría que se rehabilitase el yacimiento y que después no tuviera un cuidado periódico», manifiesta.

La señalización es otro aspecto que se tiene que tener en cuenta a la hora de preparar este recinto. «Hay que dotar a la zona de carteles y paneles indicativos para que los ciudadanos que se acerquen a conocer La Cocosa puedan hacer una interpretación correcta de la villa. Esto les permitiría distinguir las estancias. Por otro parte, sería necesario habilitar un centro de interpretación de este área. Para no encarecer la actuación vamos a proponer que se reorganice el centro de interpretación de la dehesa que la Diputación tiene muy cerca de la villa. Lo ideal sería que esta instalación se completara con explicaciones sobre el uso que ha tenido a lo largo de la historia estas parcelas haciendo hincapié en el mundo romano», apunta Conejo.

Los autores quieren tener acabado este proyecto para el mes de octubre. Su intención es presentarlo a las administraciones públicas antes de que finalice el año con la esperanza de que puedan licitar la intervención cuando dispongan de fondos. «Queremos hacerlo llegar a la Diputación de Badajoz, por ser la responsable de la finca, y al Ayuntamiento de Badajoz, ya que las ruinas se sitúan en el término municipal de la capital pacense», sostiene.

La villa romana La Cocosa, a la que se llega por la carretera de Valverde de Leganés (Ex-310), fue descubierta y excavada en la década de los 40 en unas tierras de labranza. El territorio estuvo ocupado del siglo I al VI y ahora los restos están gravemente amenazados por el estado en el que se encuentran. La vegetación crece abundante y de manera descontrolada sobre los vestigios. Aunque los recintos están vallados, el yacimiento se encuentra a la intemperie y permanece expuesto a las inclemencias meteorológicas. El expolio es otro grave problema que lleva sufriendo este enclave desde que se sacó a la luz. Los restos de las estancias de las viviendas y las dedicadas a la explotación agrícola se deterioran con el paso del tiempo. Lo mismo ocurre con los demás mosaicos que se identificaron como los mosaicos, las piezas del patio porticado (peristilo), las fuentes o el área de baño.

Conejo insiste en la importancia de este lugar y en la riqueza arqueológica e histórica que esconde. En este sentido, argumenta que adecuar la villa aportaría un gran valor turístico a la zona.

Fue la asociación pacense Amigos de Badajoz la que animó a estos historiadores a trabajar sobre este asunto. Conejo y Serrano cuentan con el apoyo y el asesoramiento del Instituto Arqueológico de Mérida, que ya realizó hace más de una década otro proyecto de recuperación de la villa. «Lo realizaron en el año 2003, pero la rehabilitación que proponían nunca se ejecutó. Ahora hemos rescatado este documento para actualizarlo y ponerlo al día con una incorporación territorial», afirma Conejo.

Conejo y Serrano presentaron su propuesta el sábado 6 de junio en la reunión de Asociaciones relacionadas con el Patrimonio Cultural y Natural que Hispania Nostra celebró en Trujillo. Quizá esta cita marque un nuevo rumbo en la historia de este yacimiento.