El parque Ascensión se suma a la Lista Roja de Patrimonio

Fotografía aérea del Parque ascensión/
Fotografía aérea del Parque ascensión

Este listado lo elabora la asociación Hispania Nostra, que trabaja para la defensa del patrimonio cultural y natural de España

REDACCIÓN

La asociación Hispania Nostra ha incluido el Parque Ascensión en su Lista Roja del Patrimonio con el fin de concienciar a las Administraciones y a la sociedad en general de la pérdida irreparable de este espacio.

Este jardín histórico se encuentra en peligro por su abandono y progresivo deterioro. Además, el Plan General Municipal contempla en el área donde se sitúa este parque la construcción de viales y edificaciones que lo destruirían definitivamente. En el año 2013 nació una agrupación de ciudadanos denominada Plataforma Salvar el Jardín Ascensión con la pretensión de recuperar este parque para el uso y disfrute de los ciudadanos. Desde entonces han llevado a cabo diferentes acciones. Este colectivo presentó una alegación a la modificación puntual del Plan General Municipal (PGM) para proteger el jardín histórico, alegación que fue rechazada por el Ayuntamiento.

Este parque, ubicado en el número 33 de la avenida de Elvas, lo mandó construir el Conde de la Torre del Fresno, Francisco Fernández Marquesta, senador, mecenas y benefactor de la ciudad, y lleva el nombre de su hija única Ascensión, a quién se lo regaló. Está situado en la Avenida de Elvas nº 33 de Badajoz.

Su estructura romántica incluye elementos medioambientales y arquitectónicos de relevancia. Existe la sospecha de que en su diseño podría haber intervenido el ingeniero, paisajista y urbanista francés Jean Claude Nicolás Forestier. Este espacio arbolado dispone de caminos y circuitos sinuosos. Cuenta con un cenador metálico de la época y un estanque vallado en hierro forjado, abastecido por un canal. En un extremo del jardín, existía una gruta donde se llegaron a casar algunos familiares del propietario.

En una visita de la familia a las obras del futuro chalet, Ascensión enfermó al contraer carbunco y al poco tiempo falleció. A partir de entonces los condes no quisieron saber más del proyecto y lo dejaron a medias, aunque con la parte botánica casi completa. La casa que existe hoy es la que habría de ser para los guardas pues la residencia familiar no se terminó; el canal ya no pasa por la parcela y el estanque permanece seco.

En su extensión original ocupaba unas 2 hectáreas. Todavía conserva construcciones originales del jardín: casa, estanque, gruta, cenador y otras menores como pequeñas acequias de riego y bancos de mampostería. En lo que respecta a la vegetación, existen numerosos ejemplares de palmeras, pinos piñoneros, palmeras canarias y palmeras washingtonias y otros árboles que datan de la fecha de construcción del jardín y que por tanto podemos cifrar sus edades en más de 100 años. Entre ellos destaca un ejemplar de secuoya roja o de costa (Sequoia sempervirens), que ha quedado fuera de la finca actual que contiene el jardín. En octubre de 2014 sufrió un voraz incendio, aunque han sobrevivido bastantes árboles centenarios.

La Asociación Hispania Nostra es una asociación no lucrativa, declarada de utilidad pública, constituida en 1976 con la finalidad de defender, salvaguardar y poner en valor el Patrimonio Cultural español, en el entorno de participación de la sociedad civil. Se trata de la única asociación que vela por el Patrimonio a nivel de todo el país.