De ‘running’ por los monumentos de Badajoz

De ‘running’ por los monumentos de Badajoz

El Club de Atletismo de Badajoz organiza jornadas gratuitas de entrenamiento para los pacenses

TANIA AGÚNDEZBadajoz

19.30 horas y el termómetro roza los 30 grados. Una veintena de personas se reúne frente al Museo Arqueológico Provincial. No se trata de un grupo de turistas ni de una quedada para pasar una tarde de relax. Ataviados con ropa y calzado cómodo, los convocados llegan dispuestos a desafiar al calor y la pereza que infunden las largas tardes de verano. Se preparan para pasar un buen rato haciendo deporte en la explanada de la Alcazaba.

El grupo se citó el pasado jueves para participar en una nueva sesión de Entrena con el Club de Atletismo de Badajoz, organizado por esta agrupación deportiva. Se trata de un proyecto que la entidad puso en marcha el verano de 2013 y que tras el éxito que cosechó se ha vuelto a repetir este año.

La iniciativa consiste en invitar a los ciudadanos de Badajoz a hacer ejercicio con miembros de este club de una manera original, ya que se suelen dar cita en lugares de entrenamiento poco habituales para los corredores. Han pasado por monumentos como la Alcazaba o Puerta del Pilar, entornos singulares como la Plaza de España o la torre de Caja Badajoz, pero también por parques como el de la Legión o Castelar. El running llega así a los enclaves de la capital pacense. «La idea es divertirnos entrenando al mismo tiempo que conocemos y disfrutamos de otras partes de la ciudad», explica Fernando Vivas, secretario del Club de Atletismo de Badajoz.

La actividad es gratuita y se desarrolla con mayor frecuencia durante los meses de verano, ya que oscurece más tarde. Estas jornadas de entrenamiento suelen organizarse cada quince días. Normalmente se llevan a cabo a última hora de la tarde los jueves de julio, agosto y principios de septiembre. También convocan de una manera más esporádica a los aficionados durante el resto del año.

«En invierno y en otoño oscurece mucho antes y los usuarios suelen tener menos tiempo libre. Aun así los fines de semana que no tenemos competición solemos quedar los domingos por la mañana para no aparcar esta iniciativa. Eso sí, quedamos para entrenar en San Isidro, las pistas de la Granadilla o el parque del Rivillas. Son zonas donde todo el mundo sale a hacer deporte a lo largo de todo el año», señala el secretario del Club de Atletismo.

40 participantes de media

Estas citas tienen una duración aproximada de una hora y media. Suelen congregar a una media de 30 o 40 corredores. «El verano pasado las sesiones funcionaron muy bien. Nos sorprendió gratamente. Tuvieron mucha aceptación, por eso hemos decidido volver a repetirlo. La afluencia de participantes se mantiene estable, incluso hemos notado un leve incremento. Aunque algunos dejan de venir porque no les vienen bien los días o el horario, muchos otros repiten y sigue llegando gente nueva. Son datos positivos», indica Vivas.

La peculiaridad está en que durante la época estival desarrollan esta actividad con mayor asiduidad y la realizan en marcos más singulares. «En verano es más fácil quedar porque la gente está más desocupada. Llevamos el deporte a otras zonas de Badajoz y mostramos que hay más sitios en la ciudad en los que se puede entrenar y que dan muchas posibilidades de practicar el atletismo», agrega Vivas.

BLOGS RELACIONADOS

El perfil de los usuarios es muy variado. Acuden miembros del club (la mitad del grupo) con un matiz más profesional y con más experiencia, pero también van muchos aficionados que tienen el atletismo como un hobby. «Viene gente de todas las edades. Unos llevan más tiempo corriendo que otros, pero eso no importa», destaca el portavoz del club de atletismo pacense.

Ante esta diversidad, el club organiza las jornadas adaptadas a todos los niveles. «Dividimos a la gente en grupos en función de su formación y tratamos de hacer las sesiones amenas y entretenidas. Hacemos ejercicios fáciles de asimilar y no planteamos entrenamientos en los que los participantes acaben agotados físicamente», sostiene Vivas.

Una sesión comienza con una breve introducción en la que se explica la historia del entorno en el que se va a llevar a cabo el entrenamiento. Después realizan el calentamiento y los estiramientos para pasar posteriormente a los ejercicios. Cada día enfocan la actividad física en función del lugar en el que se reúnen, aprovechando las peculiaridades de cada espacio.

«En el parque de la Legión, por ejemplo, nos dedicamos al acondicionamiento físico con saltos, flexiones o abdominales y en la Alcazaba trabajamos las cuestas. Intentamos no repetir el entrenamiento en todo el verano para hacerlo dinámico. Tratamos de que cada sesión de trabajo sea diferente», manifiesta Vivas.

En alguna ocasión el grupo también ha contado con la participación de un invitado especial que ha dirigido la jornada como el atleta Leo Toro o el entrenador dombenitense Juan Pablo Gómez. Las citas las van anunciando a través del perfil que el club tiene en las redes sociales como Facebook y Twitter. La próxima será esta semana.

Desde el Club de Atletismo de Badajoz insisten en que el objetivo principal de esta iniciativa es promocionar este deporte en la capital pacense y promover hábitos saludables entre los ciudadanos de una manera original. «Los beneficios de este deporte son numerosos. El atletismo es el deporte base en el que se fundamentan los demás deportes», recuerda Vivas. Entre las ventajas están las que tiene para la salud. «Además, te permite conocer a gente con tus mismas inquietudes. Al practicarlo en grupo te permite estar acompañado», sostiene.