Centenares de viticultores reclaman medidas para garantizar precios justos

La manifestación se inició en el recinto ferial y concluyó en el ayuntamiento dos horas después :: g. c./
La manifestación se inició en el recinto ferial y concluyó en el ayuntamiento dos horas después :: g. c.

Las asociaciones Apag y Asaja y la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo organizaron ayer una manifestación

GLORIA CASARES

Medio millar de viticultores de la comarca de Tierra de Barros, según fuentes policiales, y 1.200 según APAG Extremadura Asaja, se manifestaron ayer en Almendralejo en defensa de unos precios justos para los productores agrícolas en plena vendimia.

La protesta, convocada por esta asociación agraria y la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo, se inició en el recinto ferial, donde llegaron varios autobuses con agricultores de otras poblaciones.

Allí se inició un recorrido de unas dos horas por las calles de la capital de Tierra de Barros, encabezado por dos tractores, que culminó en las puertas del ayuntamiento, donde varios agricultores vertieron unos litros de vino de forma simbólica para exigir sus derechos y llamar la atención sobre los bajos precios a los que se está pagando.

Piden cambios en la normativa actual e instaurar un seguro a pérdidas

El presidente de APAG-Asaja Extremadura, Juan Metidieri, que encabezaba la manifestación y portaba la pancarta junto al presidente de la Comunidad de Labradores y Ganaderos, Juan Jesús Rama, señaló que el objetivo de la protesta era expresar la oposición «a los bajos precios que tenemos en la producción vinícola» y que, en general, se le pagan a agricultores y ganaderos por su producto, algo que calificó de «mal endémico».

Acompañados por representantes políticos regionales como el portavoz de Ciudadanos Extremadura, Cayetano Polo, o la portavoz de Agricultura del Grupo parlamentario del Partido Popular, Mercedes Morán, además de alcaldes de poblaciones cercanas como Villafranca de los Barros o Torremejía, los agricultores manifestaron que «aquí lo único que hacemos es defender nuestro campo extremeño».

Por ello, Metidieri lamentó que no se sumaran a la protesta otras organizaciones agrarias, a la vez que agradeció a cooperativas y sociedades agrarias de transformación, además de a la Comunidad de Regantes de Tierra de Barros que se unieran porque «nos jugamos muchísimo cada día».

Otro de los objetivos de la protesta era el rechazo a una normativa actual que, según Metidieri, «lo único que hace es estrangular más el día a día en nuestras explotaciones».

Entre las propuestas que plantea APAG-Asaja para solucionar esta situación, está la instauración de un seguro a pérdidas en las explotaciones del sector agroganadero y un cambio en la ley de la cadena alimentaria, que, en opinión de Metidieiri, no sirve porque «se creó para defender al productor y hemos visto que el productor está igual de indefenso».

Por último, señaló que el Tribunal de la Competencia «no debe estar para perseguir agricultores» sino para controlar las diferencias que hay entre los precios de producción y los que se pagan al agricultor.

Por su parte, Rama mostró su indignación porque los precios son los mismos que hace veinte años. «Esto no puede seguir así», aseguró.

Los precios marcados por la lonja para el vino, dijo, rondan los 0,16 euros, «cuando probablemente los costes de producción estén en 0,30, estamos vendiendo a la mitad de lo que cuesta producir».