El último pleno en Almendralejo aprueba cambios en el plan de ordenación de 1996

Calle El Águila./
Calle El Águila.

También acordó una nueva tasa para alquilar salas del centro cultural San Antonio

GLORIA CASARES

Ayer se celebró el último pleno de la legislatura, una sesión del mes de abril que se aplazó hasta ayer. En la sesión se aprobaron dos modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana vigente desde 1996 para cambiar las edificaciones mínimas y máximas exigidas y eliminar una rotonda en la calle El Águila (San Marcos).

Este punto del orden del día se aprobó con el voto en contra del único partido en la oposición, el PSOE.

Más información

La portavoz socialista, Piedad Álvarez, criticó que se haya puesto a trabajar a los técnicos municipales en estas modificaciones en lugar de hacerlo en las correcciones solicitadas por la comisión regional de urbanismo en la primavera de 2018, necesarias para dar el aprobado al nuevo Plan General Municipal.

El concejal portavoz del gobierno, Luis Alfonso Merino, justificó estas modificaciones, así como el estudio de detalle para cambiar el uso a tres parcelas privadas, en la necesidad que tienen los ciudadanos, que han propuesto estos cambios.

Sin embargo, Álvarez recordó que José García Lobato llegó a la Alcaldía en 2011 con la promesa de dar luz verde al nuevo PGM, que ocho años después sigue a la espera de que el Ayuntamiento lo lleve a pleno con las correcciones.

El PSOE también afeó que una de las modificaciones, la que afecta a las alturas mínimas y máximas, tenga su repercusión en casi toda la ciudad y que haya sido propuesta por un arquitecto que fue concejal del equipo de gobierno en la pasada legislatura e integrante en la lista a las municipales por el PP.

Otro de los puntos ratificados fue una nueva tasa municipal para alquilar las salas y el salón de actos del centro cultural San Antonio a particulares. El precio aprobado va desde los 472 euros anuales de una sala a los 2.211 del salón de actos, además de exigir una fianza y un pago previo.

Esta nueva tasa fue criticada por los socialistas por tramitarla en el último pleno de la legislatura. En su opinión, lo que esconde es la «privatización de la Universidad Popular de Almendralejo».

Álvarez acusó al equipo de gobierno de utilizar «un subterfugio legal para bordear la ley de contratos del sector público para que se puedan impartir los talleres de la Universidad Popular con las personas que queramos».

Más gratificaciones

Por último, se aprobó incrementar la partida de productividad para algunos funcionarios públicos en 2.578 euros, con lo que el montante asciende a un total de 117.158; así como la de gratificaciones, que pasará a 24.820 euros con un aumento del 2,5%.

Cabe destacar que la productividad la cobrarán algunos funcionarios de la guardería rural, Administración General y cementerio y las cuantías ascienden desde los 458 a los 900 euros.

En cuanto a las gratificaciones, la mayor parte irá a la Policía Local, aunque también se beneficiará el personal de Intervención.