Dos testigos más declararán en la Audiencia Nacional por el alumbrado de Almendralejo

José Antonio Regaña, exedil de Alumbrado Público, y el funcionario local Santiago Corchuelo han sido citados el próximo 8 de octubre

EFE

El exedil de Alumbrado Público de Almendralejo José Antonio Regaña y el funcionario local Santiago Corchuelo han sido citados a declarar como testigos, el próximo 8 de octubre, en relación al posible amaño del concurso de eficiencia energética y cuya adjudicación fue finalmente paralizada.

Tanto el concurso como el proceso de adjudicación de este contrato es investigado en el marco de la denominada operación Púnica, en la que la empresa Cofely aparece relacionada con adjudicaciones de eficiencia energética en varios ayuntamientos.

Más información

El juez de la Audiencia Nacional e instructor de la causa, Manuel García-Castellón, ha emplazado a Regaña y Corchuelo para el 8 de octubre dentro de una ronda de declaraciones.

Según la Fiscalía, que pidió al juez sus citaciones, hay pruebas de que hubo «un concierto ilícito dirigido a adjudicar a la mercantil Cofely el contrato público de eficiencia energética que licitó en 2014 el Ayuntamiento de Almendralejo» y con estas testificales se pretende concretar «qué personas participaron en el concierto y su grado de participación«.

El alcalde de Almendralejo, José García Lobato (PP), ya declaró en calidad de investigado el pasado mes de enero en la Audiencia Nacional, donde expuso que la relación del Ayuntamiento con Cofely, en el concurso de eficiencia energética del municipio, entraba dentro del «tráfico normal que hay de comunicación con las empresas en multitud de concursos y en multitud de ayuntamientos».

Según afirmó a los medios de comunicación, tras su declaración judicial, en la causa de la Púnica «en ningún momento sale Almendralejo». Expuso que la citada empresa se presentó al concurso de eficiencia energética y «los comerciales hicieron lo que tenían que hacer, intentar posicionar su empresa dentro del concurso y de un marco legal«.

En octubre de 2014, el Ayuntamiento de Almendralejo, a petición de la Audiencia Nacional, paralizó el citado concurso público de eficiencia energética al que concurría la empresa Cofely.

Agentes de la UCO se personaron el 27 de ese mismo mes en el consistorio para requerir el expediente completo del concurso y, en concreto, la oferta presentada por Cofely.

Un días después, Lobato, en rueda de prensa, explicó que el concurso aún se encontraba en fase de estudio de las características técnicas de las dos ofertas presentadas, una de ellas de la empresa Cofely, y que aún no se había iniciado el análisis de las respectivas ofertas económicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos