El IES Santiago Apóstol de Almendralejo dirige un programa con cuatro países

Estudiantes de varios países europeos posaban ayer en el IES Santiago Apóstol. :: g. c./
Estudiantes de varios países europeos posaban ayer en el IES Santiago Apóstol. :: g. c.

Los estudiantes europeos trabajan esta semana en el instituto el uso responsable de material digital en la red

GLORIA CASARES

Estudiantes europeos de cinco países participan esta semana en un encuentro sobre el uso responsable de material digital en la red, así como el respeto por la propiedad intelectual, que organiza el instituto de enseñanza secundaria Santiago Apóstol, dentro del programa europeo Erasmus Plus en el que participan centros de esos países.

Ayer se hizo la recepción oficial a estos 21 estudiantes y 8 profesores de los institutos de Finlandia, Hungría, Eslovenia e Italia, socios del Santiago Apóstol en este programa, en un acto al que acudió la delegada provincial de Educación, Piedad Álvarez.

Hasta el día 17 de noviembre se llevarán a cabo una serie de talleres dentro de una programación dirigida por profesores del Santiago Apóstol y por la directora del Centro Nacional de Desarrollo Curricular en Sistemas no propietarios del Ministerio de Educación, Cristina Valdera López.

Durante la semana los estudiantes aprenderán a diseñar aplicaciones para sus teléfonos móviles y con utilidad en el ámbito escolar y asistirán a talleres sobre buenas prácticas en el uso de estos recursos educativos abiertos.

En definitiva, se les enseñará a ser un ciudadano digital y dar un «uso correcto, responsable y apropiado a los contenidos digitales», según indicó el coordinador del programa, Javier Cerrato.

Pero, quizás, lo más destacado es que «el programa tiene una formación transversal que muchas veces no damos en las clases, que les van a servir para ser mejores ciudadanos del siglo XXI, con mejores competencias y más preparados, que es de lo que se trata».

Cerrato también defendió las ventajas de este tipo de programas europeos de intercambios, en los que los alumnos «aprenden a ser más independientes y al explorar otras culturas, también se exploran a sí mismos y descubren cuáles son sus límites y eso les ayuda a madurar, que es muy importante y eso ocurre en todos los proyectos».

 

Fotos

Vídeos