Sale a la luz el libro dedicado a sor María, una monja clarisa

El padre Bellido junto a sor Inmaculada en la presentación. :: g. c./
El padre Bellido junto a sor Inmaculada en la presentación. :: g. c.

El padre Vicente Mateos Arias es el autor de 'Resplandor de una vida oculta en Dios', dedicado a esta mujer que dejó huella en la ciudad

GLORIA CASARES

«Ella era una persona humilde y sencilla. Su perfil era el de una persona que la definió una bondad exquisita y una alegría que era el distintivo de su personalidad».

Así es como define sor Inmaculada de Jesús Corral González, hermana clarisa del convento de Almendralejo, a sor María de Jesús Castro Crisóstomo, que falleció en 2013 con 87 años de edad tras haber pasado toda su vida dedicada a Dios en esta comunidad religiosa.

«Estas horas que pasaba aquí era una mujer muy sencilla, muy inocente, que ni siquiera perdió su inocencia de niña, a pesar de que murió a los 87 años. Una criatura que Dios mantuvo en esa pureza».

Sor Inmaculada habla con enorme emoción de esta compañera, con la que convivió en el convento de la calle Ricardo Romero de Almendralejo durante 27 años.

Por eso, ella fue la encargada de describirla durante el acto de presentación oficial del libro 'Resplandor de una vida oculta en Dios«', que el padre Vicente Mateos Arias y director espiritual de sor María le ha dedicado a su figura.

Sor María nació en 1925 en Llerena y murió en el año 2013 tras una larga vida, en la que padeció un cáncer, pero ni esa enfermedad pudo ocultar la alegría que irradiaba.

«Cuando iba con ella a la salita del hospital donde le daban las sesiones de quimioterapia, se llevaba aprendidos varios chistes para hacer la estancia allí lo más agradable posible a los que se congregaban».

Iglesia abarrotada

El acto tuvo lugar el pasado viernes en una abarrotada iglesia de las Hermanas Pobres de Santa Clara, a cargo del padre Antonio Bellido Almeida, que destacó poéticamente las virtudes que adornaron y brillaron en la vida de sor María.

El autor no pudo estar presente en el acto por motivos de salud imprevistos, de última hora.

Durante el acto, seis personas dieron «testimonio por la relación y la experiencia con ella y por gracia recibidas por su mediación», apuntó sor Inmaculada.

Entre ellos, el de un hombre de 38 años, que conoció a sor María con 9 años y de la que dijo había sido «la mejor catequista que ha tenido a lo largo de su vida».

A la venta

El libro, que ha sido editado por la editorial Edibesa, ya se puede adquirir en el convento de Almendralejo y en breve llegará a las librerías de la ciudad. Su precio es de 5 euros. En esta primera edición se han editado mil ejemplares.

El lema suyo era 'Ser Tú, Señor, en mí, para que yo pueda ser Tú para los demás', porque quería ser una humilde portadora de Dios.