El radar vuelve a funcionar en Almendralejo tras un año parado

Prohibida la circulación en un tramo de la calle La Hierba. :: g. c./
Prohibida la circulación en un tramo de la calle La Hierba. :: g. c.

La Policía Local ha intensificado los controles de alcoholemia y drogas y se espera atajar el exceso de velocidad en ciertas vías

GLORIA CASARES

Después de casi un año parado, el radar de la Policía Local comenzará a funcionar de nuevo «de forma inminente». El subinspector y jefe en funciones de la Policía Local, José Luis Parra, afirmó ayer que las previsiones apuntan a que en una semana o dos esté de nuevo en marcha este dispositivo que permite controlar la velocidad de los vehículos que circulan por la ciudad.

Ello ha sido posible después de que ya hayan sido formados en la Academia de Seguridad Pública varios agentes para activarlo y posteriormente han tenido que recibir también formación para la programación del cinemómetro.

El motivo de que haya estado parado se debe a que en un principio se formaron cuatro agentes para poder manejar el radar, tres de los cuales se jubilaron a principios de año, por lo que solo había una persona para poder utilizarlo, lo que resultaba insuficiente para prestar el servicio.

Una vez entre en funcionamiento de nuevo, el cinemómetro irá rotando por distintas vías principales de la ciudad, como hasta ahora, tales como la carretera de Badajoz o la avenida Rodríguez Ibarra.

Parra señaló ayer que también se va a plantear la posibilidad de que vaya rotando por calles como Ortega Muñoz o Alfonso X, donde hay muchas quejas vecinales por la velocidad que cogen los vehículos.

También aclaró que antes de su puesta en marcha, el nuevo equipo de gobierno deberá determinar la velocidad que se establece para que salte y el conductor infractor sea sancionado, puesto que suele darse un margen a partir de la velocidad máxima permitida en cada vía y que aprueban desde la Administración Local responsable del radar.

Pasos de peatones

Por su parte, el concejal de Policía, Juan Arias, adelantó que se van a iniciar los trabajos para repintar 300 pasos de peatones por toda la ciudad, con especial atención a las proximidades de colegios y zonas de gran tránsito.

Estos trabajos fueron licitados por el anterior equipo de gobierno y han sido adjudicados por 65.500 euros a la empresa Araprasa.

El edil también aclaró que en las últimas semanas la Policía Local ha reforzado sus servicios con agentes de proximidad en las inmediaciones de institutos para hacer más controles de consumo y venta de estupefacientes, y de alcoholemia en otras zonas de la localidad.

Otra de las medidas adoptadas en cuanto al tráfico ha sido prohibir la circulación en la calle La Hierba en el tramo comprendido entre Ricardo Romero y Cervantes por medidas de seguridad.

En cuanto a la utilización por parte de la Policía Local de los perros adiestrados para este fin, Arias señaló que aún no han comenzado a trabajar y para ello es necesario firmar un convenio con el propietario y hacerles un seguro.