Una protesta ciudadana busca parar la venta de Hormigusa

Protesta ciudadana minutos antes del pleno. :: g. c.

Su portavoz, Víctor Asuar, destaca que esos terrenos son muy importantes para el crecimiento de la ciudad

GLORIA CASARES

Medio centenar de personas protestaron ayer al mediodía a las puertas del Ayuntamiento de Almendralejo en una concentración convocada contra la decisión del equipo de gobierno en funciones de vender una antigua cantera en San Marcos por 24.000 euros.

Las personas que acudieron a esta concentración expresaron así su malestar por las condiciones en las que se han vendido los antiguos terrenos de la empresa Hormigusa, que pasaron a manos municipales en 2009 a través de una permuta, a un empresario para que instale una gasolinera en la entrada de la zona residencial de San Marcos.

Tras la concentración, todos ellos asistieron como público al último pleno de la legislatura, que duró menos de cinco minutos para ratificar el acta de la sesión anterior y en la que ningún miembro del equipo de gobierno del Partido Popular se dirigió a los asistentes, a pesar de los requerimientos realizados al terminar.

El portavoz del grupo de ciudadanos que protestaron, Víctor Asuar, expresó su malestar por las condiciones en las que se han vendido los 4.500 metros cuadrados como suelo rústico, a pesar de que en las cuatro aprobaciones provisionales del nuevo Plan General Municipal el suelo está catalogado como dotacional de uso público. Asimismo, destacó que el hecho de estar rodeado de suelo urbanizable y estar conectado con dos carreteras hace que su valor sea muy superior al que apuntaban en el informe técnico que se ha utilizado para su venta en los dos últimos meses de la legislatura.

«Estamos en contra porque esos terrenos son muy importantes para el crecimiento de Almendralejo y son terrenos del pueblo», aseguró.

Asuar anunció que preparan otra concentración para este sábado en el ayuntamiento y una marcha de protesta hasta la cantera.

Más