La obra de la comisaría de Almendralejo saldrá de nuevo a licitación

Estado actual de las obras de la comisaría. :: g. c./
Estado actual de las obras de la comisaría. :: g. c.

Las deficiencias en el proyecto técnico obligan a incrementar un 39% la inversión prevista de 1,5 millones de euros

GLORIA CASARES

El pasado mes de septiembre por fin comenzaron las obras de construcción de la nueva comisaría de la Policía Nacional en Almendralejo tras una década de espera y muchos cambios técnicos y de ubicación. Pero en febrero, las obras de paralizaban porque la constructora había detectado deficiencias graves en el proyecto técnico.

El alcalde, José María Ramírez, avanzó ayer que esas deficiencias en el proyecto técnico han sido confirmadas por el Ministerio del Interior.

Sin embargo, «esos problemas por carencias del proyecto», una vez cuantificados, sobrepasan el 20 por ciento del importe total de la inversión de más de 1,5 millones de euros y la ley de contratos del Estado no permite sobrepasar esa cifra.

Por ello, se ha llegado a acuerdo entre la constructora Gil Senda y el Ministerio del Interior para rescindir el contrato de las obras y en breve se licitará un nuevo proyecto para concluir el proyecto.

Ramírez lo anunció ayer tras la reunión mantenida con la Delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, en la que se le trasladó como principal preocupación. Ya se está redactando una modificación del proyecto por parte del ministerio, para aprobarlo y sacarlo en breve nuevamente a licitación en otro concurso.

Estos cambios han sido ya evaluados y suponen un 39 por ciento de más en el importe de las obras, por lo que la inversión se incrementará en más de 500.000 euros.

En opinión del alcalde, «lo importante es que haya habido un acuerdo entre el ministerio y la empresa», para poder agilizar los trámites administrativos que permitan reanudar las obras en unos meses.

Sobre el sitio, en una zona residencial y en un parcela que era un parque, Ramírez señaló que «no es el más idóneo, pero es el que hay», después de que se rectificar el acuerdo plenario por el que se cedió hace una década otra junto a la avenida Rodríguez Ibarra.

Pasos a nivel

Por otra parte, el alcalde avanzó que otros asuntos tratados en la reunión con García Seco fueron la eliminación de los tres pasos a nivel de ferrocarril que quedan pendientes desde hace una década.

El más importante, por la densidad del tráfico, es el de la carretera de Alange, ya que, recordó, su eliminación se hace necesaria por seguridad.

Además, se trató el tema del regadío de Tierra de Barros y la necesidad de construir un enlace completo de acceso a la autovía A-66 en la zona sur, que se hace necesario al estar ubicado el hospital comarcal a pocos metros del semienlace actual.