Manos a la obra para lograr una ciudad más limpia

El no respetar los horarios y arrojar basura en contenedores que no corresponden es otro problema. :: g. c./
El no respetar los horarios y arrojar basura en contenedores que no corresponden es otro problema. :: g. c.

Las autoridades se preparan para la llegada de temporeros y avisan de sanciones si no se cumplen las normas

GLORIA CASARES

almendralejo. Desde encontrar una garrafa de aceite usado de camión derramados en un contenedor a 20 kilos de escayola en otro. Sacos de cemento metidos en una caja de cartón o todo tipo de electrodomésticos y hasta repuestos de coches. En la ciudad de Almendralejo en los últimos años es muy variado el panorama de situaciones con las que se encuentran los servicios de limpieza.

Estas escenas a veces rocambolescas se dan durante todo el año y en diversos puntos de la ciudad, en la que de vez en cuando aparecen vertederos improvisados para escombros o muebles viejos.

Por ello, desde el Ayuntamiento se pide la colaboración ciudadana para frenar esta escalada y se anima a denunciar situaciones. «Si es necesario abrir expedientes sancionadores, se hará».

Las primeras acciones serán limpieza de choque en algunas calles y de contenedoresEl Ayuntamiento anima a denunciar acciones incívicas para evitar atentados ecológicos

Sin embargo, Almendralejo experimenta cada año un fenómeno singular que agrava los problemas de limpieza de la ciudad, como es la llegada de miles de temporeros durante apenas dos meses.

Eso hace que en más ocasiones de las deseadas el foco se centre en esta población de extranjeros, que a menudo no conocen el idioma y cuyo alojamiento en condiciones poco dignas hace acrecentar aún más las situaciones incívicas.

Aunque estos temporeros se alojan en cualquier zona de la ciudad, la mayoría recala en la barriada de San José, cuyos vecinos reclaman a las autoridades un plan especial de limpieza ante esta situación .

Durante la campaña electoral y en los meses previos se ha convertido en un tema recurrente por los partidos políticos y ahora el nuevo equipo de gobierno quiere comenzar a actuar y ya prepara algunas medidas en San José, pero también en otras zonas.

El nuevo concejal de Limpieza, Manuel Álvarez, ha anunciado esta semana que ya están preparadas para su colocación 50 papeleras en el parque de obras. La intención es colocarlas todas en la barriada de San José «en previsión de la llegada de la población de temporeros».

Estos trabajadores, que llegan en agosto para la vendimia y se quedan hasta octubre cuando termina la recogida de la aceituna, pasan la mayor parte de su tiempo libre en la calle. El calor de esta época y la sobreocupación de las viviendas alquiladas invita a ello.

Desratización

Por otro lado, la presencia de ratas que salen de las alcantarillas durante el período estival es visible a menudo en determinadas calles, e incluso han entrada en locales comerciales. La Concejalía de Limpieza ya ha iniciado este verano una campaña de desratización y desparasitación en algunas zonas. Ya se ha iniciado en la zona del polideportivo municipal y en la céntrica calle Ricardo Romero.

La próxima actuación será al principio de la calle Suárez Bárcena con calle Pilar, donde se actuará puesto que hay una vivienda cerrada hace años y muchos locales de hostelería.

Las quejas ciudadanas por un servicio de limpieza privatizado desde hace años van a tener una primera respuesta con el anuncio de una serie de acciones de choque en algunas zonas concretas y más concurridas de la ciudad.

Ya se ha anunciado una limpieza a fondo en zonas como la avenida de La Paz o la calle Real, que incluso conlleven el corto del tráfico rodado para poder limpiar sin vehículos en la calzada.

Otra de las quejas ciudadanas en los últimos años ha sido la falta de limpieza de los contenedores de residuos sólidos urbanos que, si bien desde la empresa que gestiona el servicio se insiste en que se limpian a diario, la imagen no lo refleja.

Para tratar ese asunto y otros como el de la ubicación de los contenedores en las calles, que no afecten a la visibilidad del tráfico, ni a las molestias de los vecinos, el concejal mantendrá una reunión esta semana entrante con la gerencia de Ferrovial en la zona. La idea es hacer un seguimiento más exhaustivo del contrato del servicio de limpieza y que los ciudadanos empiecen a sentir que el precio que pagan por él a través de los impuestos municipales tiene una buena contraprestación.