La escritura de venta de la vieja cantera de Almendralejo no está firmada todavía

Restos arqueológicos anexos a la cantera. :: g. c./
Restos arqueológicos anexos a la cantera. :: g. c.

El nuevo alcalde anuncia que hablará con la adjudicataria porque debe ser para recuperar el patrimonio

GLORIA CASARES

La escritura de venta de los terrenos de la cantera de la carretera de Badajoz, la antigua empresa Hormigusa, no se ha firmado por parte del anterior equipo de gobierno, que lo vendió por 24.000 euros a un empresario para hacer una gasolinera.

Además, ni siquiera el Ayuntamiento cuenta con el permiso preceptivo que tiene que tener cualquier administración local de la Junta de Extremadura para enajenar unos terrenos municipales, «porque no se ha pedido», avanzó el alcalde, José María Ramírez.

Por ello, anunció que «vamos a hablar con la empresa y nuestra idea es que eso no se haga allí, pero no con tácticas torticeras sino con la ley por delante».

Además, recordó que aún hay que resolver el recurso de reposición y reclamación contra la adjudicación, presentado por la formación Icalm.

«Desde luego hay cosas hay que son complicadas de llevar a cabo».

En su opinión, «esa enajenación, con independencia de otros temas colaterales, ni esa parcela estaba prevista para hacer allí ninguna instalación, ni creo que, cuando se hizo la permuta, se explicó por qué se hizo». «Creo que lo importante es que aquel lugar sea de recuperación de nuestro patrimonio».

Lo dijo en referencia a los restos del Calcolítico que hay en esa zona del Cabezo de San Marcos, donde anexos ya hay unos terrenos recuperados y con paneles explicativos del yacimiento hallado.