Cruz Roja repartirá juguetes entre más de 170 niños de Almendralejo en Reyes

Los voluntarios de Cruz Roja recogen juguetes todo el año. :: g. c./
Los voluntarios de Cruz Roja recogen juguetes todo el año. :: g. c.

Ante el elevado número de niños, superior al de los últimos años, pide que se donen más

GLORIA CASARES

Una de las principales campañas que realiza durante el año la asamblea de la Cruz Roja en Almendralejo y, sin duda, la más gratificante, es la de recogida de juguetes para entregar a los niños de familias necesitadas en la noche del 5 de enero. Es ya una tradición no sólo llevar juguetes usados al puesto de la Cruz Roja, en la avenida de Rodríguez Ibarra (antiguo puesto de socorro), sino ver grandes cestas en los supermercados. Sin embargo, este año los almendralejenses tendrán que incrementar su solidaridad, porque desde Cruz Roja se ha hecho un llamamiento a los ciudadanos porque «este años estamos flojitos, necesitamos muchos juguetes».

Con esa sinceridad lo declaraba la presidenta de Cruz Roja, Ángela Sánchez Argüello, hace unos días.

El motivo es que este año el número de niños beneficiarios de estos juguetes, que han pasado, como siempre, el filtro de los Servicios Sociales que certifican que sus familias tienen una situación de necesidad económica, ha aumentado considerablemente con respecto a los últimos años y se sitúa en unos 170 o 180 niños.

Desde Cruz Roja Almendralejo apelan a la solidaridad de Almendralejo y confían en poder mantener la tradición de entregar dos juguetes a cada niño, además de un libro a los que tengan edad de leer, como ha ocurrido en los últimos lustros. «Tenemos a niños desde dos años a catorce y todos ellos merecen tener regalos como todos los pequeños».

Por éso, desde Cruz Roja piden que se entreguen juguetes nuevos o, al menos, que sean juguetes usados, pero en buen estado. Aunque una veintena de voluntarios lleva más de un mes rehabilitando juguetes, en muchos casos no hay tiempo o cuesta más arreglarlos que unos nuevos, y no merece la pena. Por ello, también confían en el éxito de 'los árboles solidarios', que se instalan cada año en estas fechas en varios supermercados de la localidad y en los que se pueden entregar juguetes nuevos adquiridos en las tiendas.

La culminación de este importante trabajo se produce en la noche mágica del 5 de enero, cuando varios voluntarios, vestidos como los Reyes Magos, van por las casas de estos niños entregando los juguetes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos