La comunidad claretiana rinde homenaje al Pepe Carbajo tras cincuenta años de sacerdocio

Amigos que asistieron a su homenaje en Almendralejo. :: g. c./
Amigos que asistieron a su homenaje en Almendralejo. :: g. c.

Cientos de personas asistieron a este acto en la iglesia del Corazón de María

GLORIA CASARES

Después de 19 años en la misión de Humahuaca en Argentina y de llevar toda una vida en la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María o claretianos (ingresó cuando sólo tenía 11 años), en los que ha pasado por numerosos destinos de toda España, el padre Pepe Carbajo se merecía un homenaje. Y se celebró hace unos días en Almendralejo.

El padre Carbajo García está destinado en Almendralejo y precisamente en su parroquia claretiana, la Iglesia del Corazón de María, se celebró el 50 aniversario de su ordenación sacerdotal.

Cientos de ciudadanos, feligreses, amigos, curas, acompañaron al padre Pepe Carbajo, que nació el 18 de diciembre de 1942 en la pequeña localidad de Villamontan de la Valduerna (León).

A los once años ingresó en esta congregación en la localidad cacereña de San Martín de Trevejo. Su formación le llevó a localidades como Don Benito o Jerez de los Caballeros, donde realizó el año de noviciado y los estudios de Filosofía.

Después de ser un año profesor de Educación Primaria en Don Benito, la inquietud del padre Pepe Carbajo le llevó a estudiar Teología en Salamanca.

Se ordenó como presbítero el 29 de junio de 1968. Y durante su vida como sacerdote le ha llevado a implicarse sobre todo en la formación de los misioneros en Jerez de los Caballeros, Sevilla o Don Benito, donde también se encargó del internado del colegio Claret.

También ha sido profesor de Secundaria en un instituto y cursó la especialidad de Ciencias de la Educación en Roma durante 3 años.

En el año 1981 fue destinado a Las Palmas de Gran Canaria como párroco del Corazón de María y después estuvo en Tenerife 3 años.

Pero su labor fue destacada sobre todo en las misiones en Argentina. Allí llegó en el año 1992, cuando fue destinado a la misión de Humahuaca. En ese destino permaneció durante 19 años, atendiendo a varias parroquia misionera. Pero también ejerció como delegado y coordinador de la misión.

Tras su regreso a España en 2010 fue destinado a Tenerife, de donde daría el salto Almendralejo en 2014.

 

Fotos

Vídeos