La ciudad condenada a beber del río

Punto de captación del agua de Almendralejo en el río Guadiana. :: g. c./
Punto de captación del agua de Almendralejo en el río Guadiana. :: g. c.

La presa de Villalba se construyó para abastecer a 56.000 habitantes de Tierra de Barros, pero el Ministerio de Medio Ambiente aparcó el anteproyecto de la potabilizadora en 2014

GLORIA CASARES

almendralejo. Almendralejo dejó de abastecerse de las presas de Feria y Jaime Ozores hace décadas, porque el crecimiento demográfico e industrial hizo que el caudal fuera insuficiente. En 2001, en el Plan Hidrológico Nacional, se decidió que la ciudad se abastecería del pantano de Alange, pero mientras se construía, se aprobó una captación de agua en el río Guadiana. En ese intervalo se tomó la decisión de hacer el pantano de Villalba. Su construcción se planificó para abastecer a los municipios de la comarca y a sus 56.000 habitantes, la mayor parte (34.000 habitantes) son de Almendralejo.

El pantano, incluido en la modificación del Plan Hidrológico Nacional de 2004, se terminó en 2014 tras una inversión del Gobierno de España de 30 millones de euros. El propio Ministerio preveía que Almendralejo se abasteciera «a partir de 2015» del pantano de Villalba, «que suministrará el 83,4% de la demanda. El resto de la demanda (16,6%) se asigna al río Guadiana».

Pero en 2014, un nuevo Gobierno en Madrid aprobó el segundo ciclo de planificación (2015-2021) del Plan Hidrológico Nacional, que sorpresivamente relegó el anteproyecto para la construcción de la planta potabilizadora que permitía que Villalba pudiera abastecer a los municipios. El proyecto sigue esperando financiación, algo que la propia CHG reconoce que no está en el horizonte de 2021.

El abastecimiento de agua a Almendralejo desde el embalse supondría un ahorro energético y económicoEl pantano, que costó 30 millones de euros, está sin uso porque no se ha construido la planta potabilizadora

La mayor parte de los municipios afectados han ido aprobando mociones en los plenos instando al Gobierno central a que haga la infraestructura para abastecerles, pero no ha sucedido lo mismo en Almendralejo. A pesar de que sería la principal ciudad beneficiada, según reza en el anteproyecto aprobado por el Gobierno en 2009, el Ayuntamiento de Almendralejo no ha solicitado que se dote de inversión suficiente la infraestructura, gracias a la cual sus ciudadanos beberían agua de mucha mejor calidad que la que llega del río Guadiana.

El pantano sigue teniendo como único uso el lúdico y desembalsa periódicamente para mantener el nivel de los arroyos. El abastecimiento desde el río Guadiana, además, «supone un coste energético importante», porque hay que bombear el agua, además de que «la calidad del agua es inferior», como ya plasmaban los técnicos de Confederación en 2009, en unos informes a los que ha tenido acceso HOY.

El abastecimiento desde el pantano de Villalba «supone un importante ahorro energético al disminuir notablemente la elevación precisa» para que llegara el agua a la ciudad, según plasman los técnicos nacionales en un informe de ese mismo año 2009.

El pasado mes de enero la Plataforma contra la Contaminación de Almendralejo solicitó a la Confederación Hidrográfica del Guadiana información ambiental referente a la calidad del agua potable suministrada Almendralejo. Tras un mes sin respuesta, remitieron un recurso de alzada al Ministerio y esta semana han remitido una queja al Defensor del Pueblo.

Y es que la Plataforma cree que podría demostrar con datos oficiales que el agua que se capta en el Guadiana es de mala calidad e incluso que podría suponer un problema su ingestión. La solicitud de información ambiental está recogida en la Ley 27/2006, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente y al amparo de lo regulado en el Convenio Aarhus, recuerda su presidente, Félix Lorenzo.

Más