La cirujana Beatriz Martín anima a alumnos almendralejenses del Ruta de la Plata a no parar de formarse y a viajar

La cirujana extremeña ayer en el Ruta de la Plata. :: g. c./
La cirujana extremeña ayer en el Ruta de la Plata. :: g. c.

Esta extremeña, una eminencia en investigación, ofreció ayer una charla, dentro de la Semana de la Ciencia del centro

GLORIA CASARES

«Yo lo que quería era ir formándome lo mejor posible para que, espero, en algún momento del futuro, volver a mi tierra y aplicar todo lo que he aprendido fuera, aplicarlo para que también los hospitales de aquí vayan mejorando mucho». Así opina la cirujana extremeña Beatriz Martín Pérez, una médico especialista en Cirugía General y Aparato Digestivo, que después de haber estudiado la carrera de Medicina en la Universidad de Extremadura se ha formado en universidades internacionales y ha trabajado en el Florida Hospital de Orlando. «No sólo yo, también mis compañeros de carrera que están fuera, nuestra idea es eso, volvernos cuando se pueda. Siempre hay un retorno a la tierra, la tierra llama».

Pero, a su vez, anima a no parar de formarse. «Se lo aconsejo siempre, que viajen y que hagan una estancia formativa sea la carrera que sea, para que vean otras maneras de trabajar y otras formas de vida, y que aprendan, y si ya aprenden otro idioma, pues mucho mejor».

Ayer hizo un pequeño descanso en su ajetreada vida, en la que combina su trabajo en el Hospital Clinic de Barcelona con las conferencias científicas que ofrece por todo el mundo y sus investigaciones sobre el cáncer colorrectal, para ofrecer una conferencia en el Colegio Ruta de la Plata, dentro de la Semana de la Ciencia del centro.

Esta dombenitense ofreció ayer su primera conferencia en un centro educativo «normalmente doy las charlas a nivel científico en los congresos», después de que la invitaran en uno de los colegios que más ha ganado ediciones en los Premios Coca-cola de redacción, de los que su padre era presidente del jurado. Su carrera, reconoce, le ha costado mucho llegar al nivel que ahora disfruta, «como todo, requiere un gran sacrificio». Y más si la formación es en otro país, donde «las cosas funcionan de una forma muy diferente». «Al final uno termina aprendiendo como puede, pero es muy enriquecedor también». Por eso, en la charla en la que animó a los alumnos a encontrar el gusto por la ciencia, por la investigación y, sobre todo, por avanzar, esforzarse, formarse e implicarse en sus proyectos.

A lo largo de la semana, el Ruta de la Plata ha programado el I Concurso de enigmas matemáticos por equipos, exposiciones de fósiles, dinosaurios o minerales y talleres de microscopios u óptica. Harán experimentos científicos y talleres.