El 40 por ciento de los enfermos de alzhéimer están aún sin diagnosticar

Unas 300 personas han colaborado para que se planten 95 almendros en el parque con los nombres de fallecidos por alzhéimer. / G. C.
Unas 300 personas han colaborado para que se planten 95 almendros en el parque con los nombres de fallecidos por alzhéimer. / G. C.

El consejero de Sanidad dio esta cifra ayer en la inauguración del parque del Recuerdo, donde 95 placas en almendros rememoran a fallecidos

GLORIA CASARES

Hoy a las 13 horas se celebra una misa en la parroquia de la Purificación de Almendralejo en recuerdo de todas las personas fallecidas por la enfermedad de Alzheimer, en la que participará el Orfeón parroquial de San Roque. Con este acto se cierra el programa de actividades que la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer ha organizado desde el día 11 de septiembre para dar visibilidad a la enfermedad.

En realidad todas ellas, como decía la psicóloga de la asociación y directora del centro de día que gestionan para enfermos de alzhéimer, Magdalena Galindo, son «una forma de demostrar que la unidad de todos los afectados contra la enfermedad es donde radica el éxito para seguir luchando día a día hasta el final conseguir vencerla tarde o temprano». Un desayuno entre familiares, trabajadores y afectados, una campaña de cuestación, un paseo por la memoria y esta misa son algunas de las acciones llevadas a cabo y que culminaron ayer con la inauguración del parque del Recuerdo. Allí se plantaron hace años 95 almendros en recuerdo de los fallecido por esta enfermedad, para que se perpetúen de alguna forma, y cuyos nombres aparece en placas en cada árbol.

Después de ser restaurado, limpiado y sembrado más plantas por parte del Ayuntamiento, ayer fue inaugurado en un acto con presencia del consejero Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, y del alcalde, José María Ramírez, además de otros concejales.

El primer edil aprovechó este acto para pedir que se respete este espacio, en una crítica hacia los actos incívicos que se están sufriendo en las últimas semanas en varios parques de la ciudad. En este sentido, apuntó que el Ayuntamiento puede poner todo de su parte, pero es labor de la ciudadanía el cuidar los espacios. Además, el acto sirvió para que la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Almendralejo entregase al alcalde una placa en reconocimiento al nombramiento como 'ciudad solidaria con el alzhéimer', que se ha hecho efectivo hace pocas semanas. La placa será colocada en el ayuntamiento, según la concejala de Salud, Josefina Barragán, hace unos días como símbolo de esta declaración institucional.

Ayer, Día Mundial del Alzhéimer, la presidenta de la asociación, Piedad García, agradeció a la ciudad y al Ayuntamiento que sean solidarios con esta enfermedad y que ello se plasme en que ese «parque del Recuerdo sea desde hoy una realidad».

20.000 extremeños

El consejero recordó que se trata de una enfermedad neurogenerativa, que ataca sobre todo a la memoria y que en Extremadura afecta a más de 20.000 personas y en España a 800.000 personas. Y lo peor, que cada vez se dan más casos en personas jóvenes, aunque lo que resulta más preocupante es que un 40 por ciento de las personas afectadas aún están sin diagnosticar. Además, señaló que el papel de las administraciones públicas debe ir encaminado «todo, en la medida de lo posible, a facilitarle las cosas al cuidador», porque por cada enfermo hay dos personas que también padecen el alzhéimer, aunque no la sufran directamente, que son los cuidadores». Por la estructura familiar de la región, «la mayor parte de esos cuidadores son personas de edad, con lo que es más complicado».

El Centro de Día de Alzhéimer de Almendralejo cuenta ahora con 29 usuarios, casi toda su capacidad.