Casiodoro, azote extremeño de la Inquisición

Fernández-Daza muestra el facsimil del original del libro contra la Inquisición. :: g. c./
Fernández-Daza muestra el facsimil del original del libro contra la Inquisición. :: g. c.

Este ilustre extremeño, autor de la primera traducción al castellano de la Biblia, será puesto en valor en las IX Jornadas sobre Humanismo Extremeño los días 18 y 19

GLORIA CASARESALMENDRALEJO.

Es el autor de la primera traducción al castellano de la Biblia a partir de los antiguos textos hebreo y griego en 1569 y también el verdadero autor del primer libro contra la Inquisición, que tuvo que ser firmado bajo un seudónimo. Este personaje, Casiodoro de Reina, es extremeño y como otros muchos de su época fue un avanzado intelectual, pero quizás más conocido en Europa que en su propia tierra.

Han tenido que organizarse unas jornadas en la región para que se dé a conocer al gran público a este hombre, nacido en Montemolín y perseguido durante toda su vida y por toda Europa por la Inquisición española, que incluso le puso espías en su periplo continental.

El mayor pecado de este gran filólogo y teólogo, al que el rey Felipe II puso precio a su cabeza una vez que había huido de España, fue cuestionar el sometimiento de la España de su época y de su monarquía a manos de la Inquisición.

Escribió el primer libro contra esta institución religiosa, por lo que fue perseguido por toda Europa

El fin de semana del 18 y el 19 de octubre un grupo de expertos de toda España se reunirán en el Centro Universitario Santa Ana de Almendralejo para estudiar la figura de este ilustre escritor que tradujo la Biblia más usada aún en el mundo de habla hispana, organizadas en colaboración con la Real Academia de Extremadura de las Letras y de las Artes, la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense y el Centro de Investigación y Memoria del Protestantismo Español (Cimpe). Desde hace mucho tiempo esta Real Academia extremeña dedica unas jornadas al Humanismo, esa corriente intelectual y artística que se inició en el siglo XVI en la época del Renacimiento, que se centraba en el cultivo de las relaciones con el hombre. Impulsada desde Holanda y España, produjo una gran floración de intelectuales sobre todo en Extremadura con nombres como Arias Montano, Pedro de Valencia o El Brocense.

Casiodoro de Reina tuvo que abandonar España cuando era monje jerónimo en el monasterio de San Isidoro del Campo de Sevilla, donde él había puesto la simiente de la iglesia protestante clandestina de Sevilla, de la que era figura principal. Algunos eran incluso predicadores en la catedral de Sevilla, una realidad que la Iglesia quiso ocultar y desató una persecución que obligó al extremeño a huir con sus padres y una hermana a Ginebra, donde inició un recorrido por Europa huyendo de la Inquisición, que incluso le puso espías en su propia casa.

En su vida se casó y tuvo varios hijos, con los que afrontó penalidades por ser perseguido y exiliado.

Casiodoro, que murió en Frankfurt, estuvo amparado en la casa de otro personaje de peso de origen extremeño, Marcos Pérez, un empresario y banquero de la época, protestante, que ofreció a Felipe II tres millones de florines de oro para que diera libertad religiosa en los Países Bajos. El Rey se negó porque no quería gobernar a herejes.

Fue entonces cuando Marcos Pérez apoyó la rebelión de Flandes que provocó la victoria de Guillermo de Orange y la pérdida de los Países Bajos por parte de España.

Los estudiosos que se han centrado en su figura hablan de él como un hombre con un gran sentido del deber y destacan su constancia. «Una persona íntegra que unía a su conciencia libre, una formación de máximo nivel en teología y filología».

El próximo fin de semana, las IX Jornadas sobre Humanismo Extremeño pondrán en valor la figura de Casiodoro de Reina, de la mano de catedráticos de universidades como la Politécnica de Madrid, la Universidad de Loyola o de la Complutense de Madrid.

El doctor en filología Emilio Monjo recordó que se viene haciendo desde hace unos años una actividad sobre la Reforma Española en la Universidad Complutense de Madrid. «Este año convenía hacer algo en Extremadura y se unieron varios factores y todo ha hecho que se haga aquí, gracias a la generosidad y el trabajo».

La directora general del Centro Santa Ana, Carmen Fernández-Daza, destacó, además, la participación de representantes del tejido asociativo regional como moderadores de las charlas: la directora del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, Trinidad Nogales, o la archivera y bibliotecaria de Almendralejo, María Teresa Pérez.

Mejores especialistas

El académico de número y profesor Manuel Pecellín Lancharro también intervendrá para moderar un debate sobre la figura de este ilustre extremeño, autor de la conocida como 'Biblia del Oso' cuando se cumple el 450º aniversario de su edición en la ciudad de Basilea, del que se hablará en estas jornadas a cargo de «los mejores especialistas en el tema» que hay en España, recalcó.

Entre ellos estará el director de Cimpe, el catedrático Emilio Monjo; el obispo diocesano de la Iglesia Española Reformada Episcopal, Carlos López, o el profesor de la Facultad Internacional de Teología-Ibste Andrés Messmer.

La figura de Casiodoro de Reina como humanista extremeño, su lucha contra la Inquisición, su traducción de la Biblia en la Reforma Protestante o la Reforma española en sus textos son la base de alguna de las ponencias que se han organizado en estas jornadas, que cada año se celebran en una ciudad.

Más

Temas

Libro