Cáritas Almendralejo repartió 250.000 euros entre alimentos y ayudas básicas en 2018

Responsables de Cáritas en el almacén de alimentos. :: g. c./
Responsables de Cáritas en el almacén de alimentos. :: g. c.

La cifra de donaciones entregadas entre las familias necesitadas fueron más elevadas que el año anterior

GLORIA CASARES

La oenegé Cáritas Interparroquial de Almendralejo repartió alimentos y ayudas económicas para necesidades básicas a familias pobres de la ciudad por valor unos 250.000 euros durante 2018. Se trata de una cifra algo más elevada que el año anterior, a falta de las cifras oficiales que se dan a conocer por parte de la oenegé religiosa coincidiendo con la festividad del Corpus Christi.

Responsables de Cáritas en Almendralejo han confirmado que gran parte de esas ayudas que reparten se hace en forma de alimentos, a través de las bolsas que cada quince días entregan a familias. Durante el año pasado se beneficiaron 75.

En su mayoría son familias españolas, señala el coordinador local, Adolfo Nieto. Las de origen extranjero suponen una cifra menor a las nacionales, asevera. Esos alimentos llegan del convenio que tienen firmado con la entidad Cajalmendralejo, que aporta todos los que sean necesarios, según la demanda del momento, sin límites.

Pero también les llega del Banco de Alimentos, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (Fega) del Ministerio de Agricultura.

Además de las donaciones particulares y de las aportaciones de los socios, Cáritas mantiene desde hace años convenios con entidades privadas como la Obra social de La Caixa, que en 2018 aportó 10.000 euros.

En diciembre

Esa cantidad les ha servido para terminar el año, según aseveran desde Cáritas, ya que el Ayuntamiento de Almendralejo no aprobó hasta el 19 de diciembre la aportación anual municipal, que es de 25.000 euros.

El dinero en metálico que recibe la oenegé de las subvenciones y donaciones es utilizado por Cáritas para ofrecer ayudas para el pago de facturas de electricidad, gas o agua para familias necesitadas que se pasan por poco dinero de los límites que ponen las administraciones para recibir otras pagas como la de mínimos vitales.

Más

 

Fotos

Vídeos