El Ayuntamiento comprará un todoterreno para la Guardería Rural

El Land Rover, el día que fue donado por Cajalmendralejo. :: hoy/
El Land Rover, el día que fue donado por Cajalmendralejo. :: hoy

La antigüedad del Land Rover cedido en 2001 por Cajalmendralejo había obligado a alquilar una furgoneta

GLORIA CASARES

El Ayuntamiento de Almendralejo ha aprobado adquirir este año un vehículo todoterreno para el servicio de Guardería Rural para el que ha destinado una partida de 18.000 euros. Esta compra, que se ha conocido tras su publicación en el portal de contrataciones del sector público del Estado, prevé que en unos dos meses el servicio cuente con un vehículo todoterreno para que el personal haga la vigilancia en los campos. Se trata del único coche que tiene este servicio, que también cuenta con motocicletas para su uso en caminos rurales.

Desde la Concejalía de Guardería Rural que ostenta el edil Luis Alfonso Merino, se reconoce en su informe la necesidad de este vehículo, debido al «mal estado en el que se encuentra el vehículo existente, que continuamente se encuentra en el taller, haciendo difícil la planificación y el desarrollo del propio servicio de Guardería Rural».

Ya en el julio de 2018, el coordinador local de la formación política Izquierda Unida, Santiago Fernández Nieto, denunció públicamente que la Guardería Rural llevaba «todo el año utilizando un vehículo alquilado», debido al elevado coste que suponía arreglar el del servicio.

Cedido

El Ayuntamiento de Almendralejo reforzó en el año 2001 la Guardería Rural con un todoterreno, un Land Rover, que había cedido la entidad Cajalmendralejo para su uso al Gobierno socialista de José María Ramírez. Desde entonces se ha estado utilizando este todoterreno, que debido a su antigüedad y al uso se ha ido deteriorando, lo que ha obligado al alquiler de una furgoneta durante unos meses para poder realizar el servicio.

La propuesta de la adquisición de este nuevo vehículo fue firmada por Luis Alfonso Merino el 30 de octubre. Tras los informes técnicos, ha sido en el mes de diciembre cuando se ha aprobado el concurso para la adquisición del vehículo, para el que la adjudicataria tendrá hasta dos meses para entregarlo. El vehículo ha de ser de color blanco, diésel, una potencia igual o superior a los 100 CV, con una cilindrada de 1.600 cc y con cinco puertas. Además, debe contener un equipamiento de seguridad pasiva, aire acondicionado y elementos para la seguridad de los ocupantes, como chalecos.