Aumenta el número de mujeres alcohólicas que piden ayuda

Presidente de Alrex en una mesa informativa en la calle. :: g. c./
Presidente de Alrex en una mesa informativa en la calle. :: g. c.

Alrex lo atribuye a que «la sociedad se está concienciando un poco» del problema

GLORIA CASARES

Cada martes, día de terapia en la sede de la asociación de alcohólicos (Alrex) en Almendralejo, llegan a la calle San Roque casi 70 personas. «La sala de terapia pocas veces, bueno, creo que yo nunca la he visto así de llena».

Lo dice el presidente de Alrex, Manolo Martínez, que se siente contento con esta cifra. «Acudir a las terapias es muy necesario. Como empieces a poner excusas, al final le haces la cama al alcoholismo». Por eso se siente contento de presidir una de las dos asociaciones con más personas que funcionan en la provincia dentro de la federación regional, junto a la de Villanueva». Para Martínez, el tener la sala de terapia llena es sinónimo de que se están haciendo las cosas bien, «porque es una enfermedad marginal, así que el reconocer el alcoholismo es positivo». «Eso es porque se está abriendo un poco más el problema, se está viendo que es una enfermedad y parece que la sociedad se está concienciando un poco», argumenta. También lo es la cifra de nuevas altas de mujeres que reconocen que tienen un problema con el alcohol. «Estamos teniendo un incremento de mujeres enorme. Ayer mismo llegó un chica con problemas graves. Y eso es bueno, porque es señal de que estamos tomando conciencia del problema».

De todas las edades

A la asociación han acudido recientemente a pedir ayuda una chica de unos 40 años o otra con 23. «Ya hay de todas las edades», añade Martínez, que aplaude este hecho, aunque sabe que no es habitual que acudan muchos jóvenes, a pesar de que es una de las edades en las que más problemas hay con el alcohol.«Vienen, pero duran poco. No suelen venir hasta que se toca fondo, con 30 o 35 años, que es cuando empiezas a decir: '¡Pero qué estoy haciendo!'». La mayoría de los enfermos nuevos llegan con familiares, algo que los que trabajan para Alrex desde hace años saben que es primordial, porque es porque cuenta con el apoyo de sus familiares. Sin embargo, cuando ya acuden varias veces y se encuentran mejor, van solos a las terapias.

Para no olvidar este problema y concienciar a la sociedad de que hay un lugar al que pueden acudir para pedir ayuda de expertos, cada noviembre celebran el día sin alcohol. Este año será con una mesa redonda este martes en el teatro Carolina Coronado a las 20 horas, con el título 'Entre la realidad y la gravedad'. Intervienen el médico especialista de Alrex, la sicóloga y pacientes alcohólicos.