Los veterinarios piden a Pedro Sánchez un cuerpo sanitario único

Dos veterinarios hacen una ecografía a una marrana. :: hoy/
Dos veterinarios hacen una ecografía a una marrana. :: hoy

La actual división entre Cuerpo de Veterinarios Titulares y Cuerpo Nacional Veterinario provoca discriminaciones entre los profesionales

EUROPA PRESS

La Federación Estatal de Sindicatos Veterinarios (Fesvet) ha enviado una carta al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para pedirle una reunión en la que le instarán a crear un cuerpo sanitario veterinario único para toda España.

La Fesvet considera que en la actualidad, la oferta de plazas para las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno en exclusiva al Cuerpo Nacional Veterinario, supone una «grave discriminación» con el Cuerpo de Veterinarios Titulares, por lo que le proponen un Cuerpo Sanitario Veterinario Único que esté integrado en el Sistema Nacional de Salud para que de valor a la veterinaria oficial.

Así responde el colectivo a la «discriminatoria» publicación de la última convocatoria de «puestos para su cobertura provisional por funcionarios del Cuerpo Nacional Veterinario con destino en las delegaciones y subdelegaciones del gobierno, previo a la incorporación de funcionarios de nuevo ingreso, una vez finalizado el proceso selectivo convocado por resolución de 22 de febrero de 2018, de la Subsecretaría del MAPAMA (BOE num. 56 de 5 de marzo).

También le solicitan crear un grupo de trabajo interministerial en el que participen los Ministerios de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Agricultura, Pesca y Alimentación; Transición Ecológica; Política Territorial y Función Pública, etc.) que analice de manera transversal las distintas funciones en política sanitaria veterinaria y que permita unificar en un solo colectivo un Cuerpo y Escala Sanitaria a todos los funcionarios a los que se les exija la licenciatura en Veterinaria y su integración en el Sistema Nacional de Salud.

En tercer lugar la carta le pide que reciba a los representantes sindicales para que le puedan exponer sus prioridades y le recuerdan al presidente en funciones que la legislación española, cuando el 24 de julio de 1848 reguló las profesiones sanitarias en el Reglamento para las Subdelegaciones de Sanidad Interior del Reino, ya señaló que la profesión Veterinaria estaba encuadrada en el ramo de la Sanidad, junto a la Medicina y Farmacia.

Por tanto, exigen a Sánchez un reconocimiento real de la veterinaria como una profesión sanitaria «en todos los ámbitos sociales y administrativos de actuación», que abarcan tanto el ejercicio público como privado, tal y como recoge la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias.

Añaden a sus reclamaciones que se incorporen y desarrollen las competencias de la Veterinaria de Salud Pública en la cartera de servicios del Sistema Sanitario Público a través de los correspondientes servicios regionales de salud y la creación de una especialidad propia dentro del modelo de formación especializada de Ciencias de la Salud.

Finalmente, solicitan la «consideración plena» de los centros veterinarios como centros sanitarios ya que son barrera esencial para mantener la salud pública comunitaria.