La venta al exterior supone el 75% del mercado de la fruta extremeña