La Unión pide que no se enriquezcan los vinos con mostos rectificados

Vendimiando en Santa Marta de los Barros. :: hoy/
Vendimiando en Santa Marta de los Barros. :: hoy

La medida se ha aprobado en Castilla la Mancha y Valencia, pero según la organización agraria es un sistema que produce más a costa de la calidad y el precio

EUROPA PRESS MÉRIDA.

La organización agraria La Unión Extremadura pidió ayer a las administraciones que no se autorice el enriquecimiento de los vinos con mostos rectificados, una medida que según la asociación, «solo beneficia a algunos industriales» y a los productores de riegos intensivos o de cosechas de 60.000 kilogramos por hectárea.

Así, La Unión explica en nota de prensa que debido a las condiciones climáticas, no hay prisa por vendimiar en esta campaña ya que la uva puede madurar «perfectamente sin que sea imprescindible enriquecerla» con mostos para que fermente, señala. Además, resalta que el enriquecimiento de vinos con mostos rectificados es una medida que se ha criticado anteriormente en las producciones de uva en el norte de Francia o de Alemania.

En esta línea, explican que algunas cooperativas agroalimentarias de Castilla la Mancha han solicitado a la Consejería de Agricultura de esta comunidad la autorización para añadir mostos concentrados rectificados con el fin de aumentar hasta el 1,5% el grado alcohólico de sus vinos para que los mismos puedan fermentar, una práctica que también fue autorizada en la Comunidad Valenciana el 26 de septiembre.

No obstante, La Unión Extremadura considera que en cosechas normales como la de la campaña de 2018 en zonas como Extremadura, La Mancha y Valencia donde las producciones superan los 60.000 kilogramos de uva por hectárea, «no es necesaria» la adicción de mostos, azúcares o aditivos para sacar vinos «de buena graduación».

En este sentido, la organización extremeña destaca que las administraciones regionales están autorizando prácticas enológicas que benefician a estas producciones «en detrimento de la calidad y la rentabilidad de producciones medias por hectáreas tradicionales».

Por todo ello, La Unión Extremadura considera que esta situación es «insostenible en el tiempo» y que las administraciones «no deberían fomentar» este sistema de producción que, según dice, produce más cantidad de vino «a costa de cargarse el precio y la calidad del mismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos