Tres organizaciones agrarias extremeñas convocan una protesta por los bajos precios

Ángel García Blanco, Juan Metidieri, Ignacio Huertas y José Cruz/BRÍGIDO
Ángel García Blanco, Juan Metidieri, Ignacio Huertas y José Cruz / BRÍGIDO

La concentración, que será ante las puertas de la Delegación del Gobierno en Extremadura bajo el lema 'Juntos por un campo con futuro',

EFE

Las organizaciones agrarias UPA-UCE, Apag-Extremadura-Asaja y Apag-Asaja-Cáceres han anunciado hoy la convocatoria de una protesta para el próximo 31 de enero en Badajoz para instar al Gobierno central a que busque una solución «inmediata» a los malos precios de los productos y los altos costes de producción.

La concentración, que será ante las puertas de la Delegación del Gobierno en Extremadura bajo el lema 'Juntos por un campo con futuro', se rechazará la subida del precio del gasoil y el aumento generalizado del precio de los elementos que forman parte de la producción agrícola y ganadera, entre otros aspectos.

Así lo han indicado en una rueda de prensa en Mérida el presidente de Apag-Extremadura-Asaja y el portavoz de Apag-Cáceres-Asaja, Juan Metidieri y Ángel García Blanco, respectivamente, y el secretario de UPA-UCE, Ignacio Huertas, en la que han denunciado la crisis de rentabilidad de las explotaciones agrarias, la especulación en los mercados de materias primas y los desequilibrios en la cadena agroalimentaria, entre otras problemas.

Metidieri ha advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que la PAC es «absolutamente imprescindible» para mantener el nivel de calidad, variedad y la seguridad alimentaria, y ha mostrado «su rechazo» a «los recortes que está sufriendo el mundo rural».

También ha apuntado que producciones como los cereales de invierno y casi la totalidad de cultivos de regadío «se encuentran abandonados a su suerte por las distintas administraciones».

Por su parte, Huertas ha lamentado que no hay posibilidad de negociar ni el precio de los costes de producción ni el de venta de sus productos.

Del mismo modo, ha tildado de «insostenible» la situación que se vive en la agricultura y la ganadería.

«Extremadura se encuentra en medio de la tormenta perfecta», según Huertas,

García Blanco, por otro lado, ha criticado que se quiera «poner cortapisas» a dos sectores que generan importantes ingresos en Extremadura, como son la actividad cinegética y el mundo del toro.

En este sentido, ha dicho que «basta ya» que se les llene la boca a los políticos diciendo que quieren un mundo rural vivo y luego no hagan nada.

Las tres organizaciones convocantes han considerado que buscar una solución a los bajos precios es acuciante, ya que muchas de las explotaciones están abocadas al fracaso.

Finalmente, han mostrado su indignación porque la realidad del campo sea producir a pérdidas constantemente

Por ello, han incidido en la necesidad de soluciones efectivas como un seguro de pérdidas de renta, a fin de dar estabilidad a las explotaciones.

 

Fotos

Vídeos