«El sector de la ciruela debería estar más organizado»

Francisco Gómez, en la cooperativa San Isidro de Villanueva. :: F. h./
Francisco Gómez, en la cooperativa San Isidro de Villanueva. :: F. h.

Francisco Gómez Lozano, Gerente de la cooperativa San Isidro, se encuentra en plena campaña coordinando la recolección de la fruta y el tomate

FRAN HORRILLO

Francisco Gómez Lozano es el gerente de la cooperativa agrícola San Isidro, de Villanueva de la Serena, desde 1992 y en plena campaña está a tope coordinando la recolección de la fruta y del cultivo estrella, el tomate.

-¿Qué tal se ha dado la cosecha de cereal este año en la cooperativa?

-Con carácter general, se ha producido una merma significativa de la cosecha debido a la falta de lluvias en primavera. Si lo comparamos con 2018, con una cosecha excepcional, estamos al 60% y ya comparado con una campaña más normal, la merma es del 15 o el 20%, según casos. Más acentuadas las mermas en la cebada. Los precios, de inicio, tienen un mejor comportamiento que en 2018 que, no obstante, no compensan la merma de producción.

«El tomate sigue en la misma situación comercial, con cierto estancamiento en los últimos años» «Estamos afrontando una campaña de fruta complicada, pese a las previsiones iniciales»

-Y ahora toca el cultivo estrella, el tomate. ¿Cuándo tiene previsto arrancar la campaña?

-El inicio de la campaña está previsto entre el 25 y 30 de julio.

-¿Cómo se está comportando el cultivo en campo?

-Agronómicamente está teniendo un desarrollo normal, sin incidencias importantes.

-Este año ¿cuál es el contrato de tomate que ha cerrado la cooperativa?

-En concreto, se ha cerrado un contrato de 145 millones de kilos. Es una contratación idéntica a la del año pasado.

-En cuanto a las medias productivas por hectárea ¿en qué números estamos y se manejan?

-Para cubrir nuestras expectativas se esperan unas medias de producción de entre 90.000 y 92.000 kilos por hectárea.

-¿Cuántos socios-agricultores son los que aportan la materia prima? ¿y cuántas hectáreas de superficie tienen plantadas de tomate?

-Son un total de 105 socios-agricultores los que se encargan de aportar la materia prima sembrada en unas 1.600 hectáreas.

-Respecto al precio por tonelada que percibirán los agricultores. ¿se mantiene en el entorno de los 75 euros? ¿Sube o baja?

-El cultivo sigue en la misma situación comercial, con un cierto estancamiento en los últimos años. Sobre los precios del tomate, están en la misma línea del año pasado, de 69 a 75 euros por tonelada, dependiendo de que el precio sea en finca o puesto en fábrica.

-Respecto a la recepción y entrega ¿Todos coordinados para que no haya problemas?

-Esperamos la mejor coordinación posible con las industrias para recoger todo el tomate, aspecto básico para la rentabilidad del cultivo.

-Vamos ahora con la fruta. ¿Cuántos kilos aproximadamente se procesarán en su central frutícola esta campaña, la 15ª desde su apertura? ¿Aumenta respecto al 2018?

-Estamos afrontando una campaña de fruta complicada. Las previsiones iniciales de cosecha eran al alza, en relación a 2018, ya que nuestra producción de ciruela supone en efectivos productivos el 50% del total y el año pasado faltó. Pero estamos afectados por el granizo, con carácter general en todas las Vegas Altas, y con gran incidencia negativa en ciruela, lo que va a impedir la entrada de buena parte de la cosecha en la central. La situación actual es de bloqueo comercial de la ciruela, dada la buena producción; el hándicap del granizo, en nuestro caso, y la desorganización general del sector que, en este producto en concreto, debería estar más organizado para controlar mejor la producción y el mercado, al ser Extremadura el productor principal de ciruela en el país. Por otra parte, el melocotón y la nectarina, aunque con pesadez y precios muy ajustados, está teniendo un comportamiento más aceptable. Nuestras previsiones iniciales eran de 7.000 toneladas, pero con el granizo las mermas serán importantes. El aseguramiento del cultivo es casi del 100%, pero los baremos de Agroseguro, en daños, no van en consonancia con los daños a nivel comercial, siempre muy superiores. Nos mantenemos en el entorno de las 300 hectáreas de frutales en manos de 27 socios.