Robots para el mundo agrícola

Robots para el mundo agrícola
La transformación digital implica un reto y a la vez, una oportunidad para el futuro del empleo

Utilizar robots para facilitar las tareas diarias genera mucha controversia, y más aún en un sector tan tradicional como la agricultura. Pero lo cierto es que estas máquinas inteligentes no son el futuro, sino que ya están aquí. De hecho, hace años que se hacen pruebas con ellas en institutos de investigación, universidades y grandes marcas de la mecanización agrícola. Asimimo, ya hay modelos comerciales que han entrado en granjas de todo el mundo.

Un ejemplo muy relevante de esta introducción en el sector ganadero es la primera abeja robótica, creada por científicos de la Universidad Politécnica de Varsovia. Ha sido diseñada para polinizar artificialmente. Se trata de un dron miniaturizado que es capaz de encontrar una flor, recoger su polen, y transferirlo cuidadosamente de la flor masculina a la femenina para fertilizarla. Este insecto robótico ya ha sido probado con éxito en el campo y su capacidad de polinizar se ofrece como una esperanzadora alternativa para hacer frente a la reducción constante de la población mundial de abejas, según su creador.

Otro ejemplo de inteligencia artificial aplicada a los cultivos tiene lugar en Estados Unidos, donde han desarrollado la primera granja autónoma. Reemplaza a los agricultores humanos por robots, para producir más cultivos en menos espacio durante todo el año.

OpenMind

Para hablar de todos estos temas, el pasado 30 de noviembre BBVA organizó el OpenMind, un evento llevado a cabo en Barcelona y cuya temática principal fue 'El futuro del trabajo en la era digital'.

Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico de BBVA,desgranó los principales retos y oportunidades de la revolución digital en el ámbito laboral. Doménech explicó el proceso de polarización consistente en que la «automatización y la computarización del empleo complementan a los trabajadores que realizan tareas no rutinarias y abstractas, sustituyen a los trabajadores que realizan tareas rutinarias y no afectan a los que realizan tareas manuales y no rutinarias».

Esto genera un aumento de ocupaciones con los salarios más altos y más bajos, ya que los empleos con salarios medios, son los que en su mayoría realizan tareas rutinarias y pueden ser sustituidos por nuevas tecnologías . Frente a la polarización, Doménech, da la solución para los trabajadores afectados: la formación continua. Por tanto, la transformación digital implica un reto y a la vez, una oportunidad para el futuro del empleo.

Temas

Bbva

Fotos

Vídeos