La rentabilidad de la uva pasa por una mayor calidad

Este año, la vendimia lleva un retraso de 15 días. :: hoy/
Este año, la vendimia lleva un retraso de 15 días. :: hoy

Mientras a los agricultores no se les pague en función de las características de su producción no les saldrán las cuentas, según UPA

REDACCIÓN MÉRIDA.

UPA-UCE de Extremadura reclamó ayer el pago de la uva en función de la calidad para que los agricultores puedan obtener una rentabilidad real por sus producciones. En una nota, la organización agraria señala que la producción de uva en esta campaña podría rondar los 3,3 millones de hectolitros y destacará por su buena calidad a pesar de la primavera «tan favorable para las enfermedades y los largos períodos de sequía».

Según la secretaria regional del vino de UPA-UCE, Catalina García, los viticultores buscan producciones altas para obtener mayor una mayor rentabilidad porque de otra manera «no le salen las cuentas», pero «lo ideal sería que primara la calidad por encima de la cantidad».

En 2017 se contabilizaron en Extremadura 2,1 millones de hectolitros en la campaña de la vendimia, lo que sitúa la media de producción de los últimos años en 3,8 millones. A nivel nacional se esperan recoger unos 42 millones, un 20% más que el año pasado, y en la UE la producción podría situarse en torno a los 170, indicó García.

En Extremadura, esta campaña de la vendimia lleva un retraso de más de 15 días con respecto a las fechas tradicionales de recogida y, salvo problemas puntuales con los hongos oídio y mildiu, la calidad y sanidad de la producción es «muy buena», añadió.

UPA-UCE destaca que no hay existencias en bodegas, por lo que los precios deberían mantenerse y nunca ser inferiores a los del año pasado. Además, los precios de esta campaña deberían recoger el incremento de los costes de producción que han tenido que soportar los agricultores para paliar las enfermedades.

Aprovechando el comienzo de la vendimia, UPA-UCE recuerda la necesidad de que las transacciones de más 2.500 euros se realicen por transferencia, así como la existencia de contratos homologados entre agricultores y bodegas donde se pacte un precio digno.

Apuesta por los planes de reconversión y reestructuración del viñedo, para lo que, según la organización, se ha de tener en cuenta a parcelas con afectaciones por enfermedades y la necesidad de aumentar los importes de los módulos máximos subvencionables, así como a los viticultores profesionales con capacitación demostrada mayores de 40 años.

Además, UPA-UCE ha manifestado estar de acuerdo con las medidas de promoción en terceros países e inversiones en bodegas, «siempre que esas bodegas y empresas cumplan con la Ley de la Cadena Alimentaria».

Con respecto a la ayuda de inversión, han reclamado que se pueda financiar con fondos Feader, con el objetivo de liberar fondos para la ayuda de reconversión y reestructuración del viñedo y también han solicitado incentivos a la modernización de explotaciones vitícolas que orienten al sector hacia la mejora de la competitividad de los productores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos