La región se suma al convenio para facilitar préstamos y avales en explotaciones agrarias

El ministro de Agricultura, Luis Planas. :: EFE/
El ministro de Agricultura, Luis Planas. :: EFE

La Junta reserva cinco millones inicialmente para un fondo incluido dentro del Programa de Desarrollo Rural

C. J. VINAGRE

MÉRIDA. Extremadura se suma a un acuerdo entre las administraciones y las entidades financieras para facilitar préstamos y avales a los que quieren hacer inversiones en explotaciones agrarias o industrias y también singularmente para los solicitantes que son jóvenes agricultores. Para favorecer esa medida entre empresas y profesionales del campo, la Junta y el Ministerio de Agricultura firmaron ayer en Madrid la adhesión de la comunidad a esa iniciativa que la Comisión Europea pretende se generalice a corto plazo más allá que el habitual modelo de ayudas y subvenciones directas. Es la apuesta que tiene Bruselas para impulsar las inversiones de futuro en el sector agroganadero.

Lo que hace a partir de ahora el Gobierno extremeño es, dentro del Programa de Desarrollo Rural vigente (2014-2020, con prórroga de tres años para realizar y justificar su ejecución en 2023), reservar una partida inicial de 5.099.000 euros para un fondo previsto por la Administración autonómica para hacer frente, si es necesario, a avales o préstamos impagados. Otra parte del riesgo lo asume la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca), dependiente del Ministerio de Agricultura. De forma práctica, lo que ha firmado la región con el Ministerio es asumir los riesgos derivados de su condición de avalista ante los préstamos que suscriban, a interés preferencial, tanto jóvenes agricultores como agricultores y ganaderos o empresas agroalimentarias.

De esta forma el banco concede el préstamo en unas condiciones previamente acordadas con la Administración y si no puede devolverse se paga con un fondo (esos cinco millones reseñados, pudiendo ser ampliables) para asumir las posibles pérdidas que se prevén.

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García Bernal, formalizó junto a Luis Planas, ministro de Agricultura y Pesca, la incorporación de Extremadura a este instrumento financiero de apoyo que hasta ahora el Gobierno solo había desarrollado, en la anterior legislatura, con una región, Castilla y León.

Se trata de respaldar inversiones y otras actuaciones «viables que ofrecen una alternativa a las subvenciones y permiten reutilizar los recursos inicialmente aportados para constituir los fondos. Todo lo que sea facilitar trámites, gestiones y papeleos al sector agrario es una gran noticia», enfatizó García Bernal.

Uno de los retos para Extremadura es apoyar el relevo generacional «y una buena manera de apoyar ese relevo es ayudar a la gente con garantías financieras ante las entidades bancarias y el acceso a ese crédito se hará más asequible y accesible con la existencia de este instrumento financiero», remató la titular extremeña de Agricultura.

 

Fotos

Vídeos