La producción de uva en la región será menor debido a la sequía

Recolección de uva blanca. :: hoy/
Recolección de uva blanca. :: hoy

La organización agraria UPA-UCE asegura que será un año complicado para el viñedo a causa de las altas temperaturas y la falta de lluvias

EFEMÉRIDA.

La organización agraria UPA-UCE Extremadura aseguró ayer que esta campaña será «un año complicado para el viñedo puesto que prevé una menor producción con respecto a la última campaña a causa de la sequía y las altas temperaturas».

A esta situación se suma el bajo coste de la uva debido a la disminución del precio del vino, por lo que los productores «corren el riesgo de no llegar a cubrir ni siquiera los costes de producción», explicaron desde la organización en una nota.

Frente a ello, UPA-UCE consideró conveniente la puesta en marcha de una medida de regulación de mercado, como el almacenamiento de parte de la producción de vino para conseguir que los precios se estabilicen. No obstante, para ello, necesitan el consenso de todo el sector productor dentro de la interprofesional.

Asimismo, como medida de autorregulación de los propios viticultores, la organización agraria demandó que el sector industrial pague la calidad de la uva.

«Solo de esta forma podríamos renunciar a las grandes producciones para mantener la viabilidad de nuestras explotaciones», apuntó la secretaria del vino de UPA-UCE, Catalina García.

Según las previsiones de la organización se podrá empezar a vendimiar a mediados de agosto y a pesar de que «gran parte del sector está mecanizado», mostró su preocupación por la falta de mano de obra especializada