UPA pide que se retome la negociación del convenio del campo

Temporeros en la campaña de la aceituna:: HOY/
Temporeros en la campaña de la aceituna:: HOY

E.P.

El secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, aboga por continuar, «si es posible, con la negociación del convenio del campo extremeño, con el fin de buscar un equilibrio para todos».

Así respondió Huertas a preguntas de los periodistas, en Mérida, tras la celebración de una reunión con mediación entre la patronal del campo extremeño y los sindicatos para negociar la aplicación de la subida del salario mínimo interprofesional, que concluyó sin acuerdo.

Cabe recordar que los sindicatos proponen una retribución para los temporeros de 46,28 euros por seis horas y media de trabajo al día, mientras que las organizaciones agrarias proponen pagar 42,62 con un aumento de la jornada laboral, hasta llegar a lo que marca el Estatuto de los Trabajadores y se aplica en otras regiones con una jornada laboral de ocho horas, un máximo de cinco días a la semana.

De esta forma, Huertas agradeció el trabajo realizado por los mediadores ya que, según dijo, su labor ha supuesto un «avance en determinadas cuestiones», al tiempo que resaltó que se le ha dado la razón a la patronal en el tema de los trabajadores fijos y han aportado información «positiva para ver la realidad de lo que ocurre en el sector eventual».

Así, el secretario general de UPA-UCE Extremadura señaló que Extremadura tiene un «problema importante» ya que, al igual que en Andalucía, la jornada laboral es de seis horas y media diarias, a causa de las condiciones climatológicas, a diferencia del resto de comunidades, donde alcanza las ocho horas diarias, al tiempo que aclaró que cada provincia regula el convenio del campo aunque hay una referencia nacional que es el Estatuto de los Trabajadores.

Por su parte, el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García, señaló que su organización «no va a aceptar mesas de diálogo mientras haya manifestaciones y huelgas en la calle».