Las organizaciones agrarias quieren que los olivareros se manifiesten en Madrid

En 2004, los olivareros ya se manifestaron en Madrid para llamar la atención sobre el futuro del olivar tradicional. :: hoy/
En 2004, los olivareros ya se manifestaron en Madrid para llamar la atención sobre el futuro del olivar tradicional. :: hoy

El próximo 10 de octubre hay convocada una manifestación en la capital de España para protestar por los bajos precios de la aceituna

EFEBADAJOZ.

Las organizaciones agrarias Coag y UPA hicieron un llamamiento ayer martes al sector olivarero extremeño para que acuda en masa el próximo 10 de octubre a la manifestación de Madrid contra los bajos precios en el sector, los cuales «ponen en riesgo» al olivar tradicional extremeño.

En una rueda de prensa conjunta de ambas organizaciones, el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas, afirmó que el aceite de oliva sufre en la actualidad tanto la «especulación» de los mercados como la estrategia de las cadenas de distribución de convertirlo en un «producto reclamo».

Estas decisiones quieren convertir un «producto de excelencia» en uno «de baja calidad», lo que afecta a Extremadura, la segunda comunidad autónoma en superficie de olivar y la tercera en producción.

«Hay quien puede pensar que no es el mejor momento para movilizarse debido a la actual situación política, -dijo- pero los problemas de los agricultores no pueden esperar a que los políticos quieran darles una respuesta».

El precio que perciben los agricultores en la actualidad es de 1,99 euros/kilo, un 44% menos en relación a hace un año, una situación «poco entendible» pues aunque la producción fue buena el ejercicio pasado en España, mercados como el italiano o el griego tuvieron campañas con notables descensos.

A tenor de que, como consecuencia de la sequía, se espera una reducción de la producción este año en Extremadura (que podría llegar al 40% menos respecto a la pasada campaña), esta situación de bajos precios tendrá un impacto aún mayor.

La comunidad autónoma dispone de 40.000 explotaciones de olivar, el 80% de ellos tradicionales, ubicados en zonas que tienen pocas alternativas más para su desarrollo económico, por lo que esta circunstancia también afecta a la despoblación de las zonas rurales extremeñas.

A su juicio, «en la nueva PAC debe haber ayudas adicionales para el olivar tradicional, que pongan en valor los beneficios poblaciones y medioambientales que genera».

El presidente de Coag, Juan Moreno, afirmó que la «especulación» existente, que lleva a estas bajadas de precios, obliga a estar en Madrid y reivindicar un futuro para el olivar español. «Lo importante ahora es la unidad de actuación en lo relativo a esta reivindicación», concluyó Juan Moreno.