Naciones Unidas advierte sobre la amenaza de propagación de la peste porcina en Asia

EFE

bangkok. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió ayer de la grave amenaza para el sustento y la seguridad alimentaria de millones de personas por la propagación de la peste porcina africana en el este y sudeste de Asia.

Desde que en agosto de 2018 se detectara en China la aparición de los primeros focos, la epidemia se ha propagado por todo el gigante asiático y ha saltado a países como Mongolia, Camboya, Laos y Vietnam, nación esta última donde se han sacrificado más de 2,6 millones de cerdos para tratar de contener la enfermedad.

El virus, que es inofensivo para el ser humano, produce una enfermedad altamente infecciosa entre el ganado porcino y para la que no existe vacuna, por lo que el sacrificio de los animales afectados es la única forma de atajarla.

La FAO advierte de la posibilidad de que la epidemia sea más grave de lo que indican las informaciones oficiales, debido a la rapidez de su propagación y a que las granjas de pequeño tamaño, que contribuyen de manera notable al comercio de mercados nacionales, carecen de las medidas de bioseguridad apropiadas. Según los expertos, que auguran una mayor propagación del virus, la epidemia provocará un descenso de animales y tendrá un impacto en los precios.