El Gobierno estudia reducir las peonadas para recibir el subsidio agrario en zonas afectadas por el clima

El Gobierno estudia reducir las peonadas para recibir el subsidio agrario en zonas afectadas por el clima

Valerio ha contestado así en la sesión de control del Pleno del Congreso al diputado socialista Antonio Pradas

EFE

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha afirmado hoy que el Gobierno estudia reducir el número de peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario en las zonas rurales afectadas por inclemencias meteorológicas.

Valerio ha contestado así en la sesión de control del Pleno del Congreso al diputado socialista Antonio Pradas, quien demandaba esta medida y un pacto urgente para mejorar el sistema de rentas para los trabajadores del campo.

«Daremos una solución en breve», ha afirmado, tras recalcar que las medidas que se adopten se realizarán con «perspectiva de género».

«Este Gobierno es solidario con las personas afectadas por las inclemencias meteorológicas que tan graves daños personales y materiales se están produciendo en nuestro territorio y a las que nos sentimos obligados a atender para paliar en la medida de lo posible las pérdidas sufridas», ha remarcado.

En su intervención, ha recordado que se está produciendo una «alternancia de sequías e inundaciones que va en aumento y que parece evidenciar el cambio climático«.

«En lo que se refiere a los daños ocasionados en Andalucía por las lluvias torrenciales, estamos estudiando la reducción del número mínimo de jornadas reales necesarias cotizadas para acceder al subsidio por desempleo o a la renta agraria a favor de los trabajadores eventuales agrarios», ha detallado.

Ha incidido en que ya se ha hecho y que el último antecedente fue la Ley 1/2018, de 6 de marzo pasado, con la que se estableció su reducción por el descenso de producción como consecuencia de la sequía del año anterior y de la cual se beneficiaron 31.210 personas a lo largo de los seis meses siguientes a su entrada en vigor.

«Somos conscientes de que estas inclemencias meteorológicas son especialmente perjudiciales para zonas de Andalucía y Extremadura, e impiden que los trabajadores del campo tengan las 35 peonadas mínimas necesarias para acceder al subsidio a la renta agraria, que les permite vivir hasta la siguiente cosecha«, ha añadido.

Ha calificado a este sistema de protección como «fundamental» «para evitar la despoblación en estas zonas especialmente castigadas por desempleo», y como «mecanismo de cohesión social dada la dificultad cada vez mayor para acceder al mismo por las inclemencias meteorológicas y la alta mecanización de la agricultura».

Esta situación obliga al Gobierno a estudiar las medidas para mejorar la situación de desprotección y «siempre con perspectiva de género», ya que las «grandes perjudicadas son las mujeres dada su mayor dificultad para conseguir este mínimo de jornadas necesarias para acceder al subsidio a la renta agraria», ha resaltado.

 

Fotos

Vídeos