Francia, líder europeo en agricultura, se rebela contra los pesticidas

EFE

París. Francia, líder europeo en producción agrícola, ha comenzado una «guerra» contra los pesticidas como los de la multinacional Monsanto, condenada la semana pasada a indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero estadounidense enfermo de un cáncer terminal que había usado glifosato.

Las críticas de Nicolas Hulot, ministro de Ecología y número tres del Gobierno de Emmanuel Macron, contra la estadounidense Monsanto, adquirida el pasado junio por la alemana Bayer, han puesto al orden del día el polémico debate sobre la conveniencia de usar herbicidas con glifosato.

«Monsanto Bayer no tiene, en ningún caso, como objetivo el bienestar de la humanidad», pero sí «el de sus accionistas», denunció Hulot.

Las manifestaciones de Hulot, el ministro más querido en Francia, encontraron una rápida respuesta de la parte del presidente de Bayer en Francia, Frank Garnier. «Bayer está convencido de que el glifosato no supone un peligro para la salud humana cuando se usa de acuerdo con las recomendaciones de uso», aclaró.

La incitación a librar «todos juntos una guerra» contra los pesticidas evocada por el ministro francés no cayó bien en Bayer-Francia, que consideró esa palabra «fuerte». «Estos productos son objeto de una evaluación sistemática de todas las agencias sanitarias del mundo, especialmente la europea y la francesa», sostuvo el representante de la multinacional alemana.

El Gobierno galo se ha comprometido a acabar con el glifosato de aquí a tres años, siempre y cuando se encuentren alternativas, mientras que en la Unión Europea se renovó a finales de 2017 por cinco años el uso de ese producto en una polémica votación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos