FInaliza la edición más profesionalizada de la FIG

Visitantes en uno de los pabellones de la FIG. :: Kilian Vázquez/
Visitantes en uno de los pabellones de la FIG. :: Kilian Vázquez

Más de 800.000 visitantes han acudido durante esta semana a la Feria de Zafra

IRINA CORTÉS

Zafra. La Feria de Zafra terminó ayer con los últimos fuegos artificiales, pero antes de eso, por la mañana, tocó hacer balance. Lo hicieron, sin datos definitivos, el alcalde y presidente de la Entidad Ferial, José Carlos Contreras, el comisario de Ferias, Santiago Malpica y el gerente de la Entidad Ferial, Pedro Ramos.

Así el gerente de la Entidad Ferial, Pedro Ramos, estimó positivamente los concursos morfológicos organizados, así como las subastas de ovino y bovino. Además de la vuelta de la subasta del porcino, de la que aún no se tienen los últimos datos por celebrarse el último día.

Ramos se mostró satisfecho por la vuelta de las subastas de porcino, que a falta de los resultados finales, han logrado un remate entre los tres días de 200.000 euros. Ha habido 600 animales, 100 más que en la pasada edición, de los cuales se han adjudicado 516.

«Sigue siendo un negocio para todos los que participan», explicó Santiago Malpica, comisario de Ferias, quien se mostró contento porque los participantes de la feria se marchan satisfechos.

Santiago Malpica destacó la profesionalización de la feria. Además, de las conferencias que se han sucedido todos los días de la semana y en distintos espacios, aunque destacó el miércoles ya que el nivel de actividad no descendió, lo que dota de contenido a la feria todos los días.

Finalmente, el alcalde de Zafra, José Carlos Contreras se mostró satisfecho pues es lo que los ganaderos e industriales le habían transmitido.

Destacó las obras del pabellón de cárnicas pues habían conseguido dar un espacio de negocio a los profesionales y que para el año que viene ya hay más expositores interesados.

El alcalde aportó algunos datos como por ejemplo que se han recogido 30 toneladas más de basura y más de 9.000 kilos de vidrio, lo que supone un indicador de la concurrencia de público.

La entidad ferial estima que, a falta de la confirmación de Delegación del Gobierno, este año la FIG ha tenido entre 800.000 y un millón de visitantes. El público ha estado más repartido entre todos los días y no tanto el fin de semana como en otras ocasiones y desde el Centro de Coordinación de Emergencias se ha trabajado para que no se formen grandes aglomeraciones. El sábado se batió un récord y sorprendió la gran afluencia del lunes y el martes.

Alrededor de 600 expositores han participado en la FIG de Zafra, entre ellos opiniones diversas aunque en su mayoría positivas.

Los expositores del pabellón 9A, cercano al de cárnicas, esperaban con ansia la llegada de la nueva infraestructura «pensábamos que la gente pasaría más con el nuevo pabellón, pero al ser solo de negocios la gente pasa solo una vez», explicó una artesana de la cerámica.

En cuanto a aquellos alojados en él diversas opiniones. «Ha estado floja, hemos visto menos gente pero volveremos pues es donde está nuestro sector», explican desde un stand. «Es difícil cerrar una venta en la feria de nuestros productos pero hemos dado muchos presupuestos y en los próximos meses de cerrarán muchos tratos».

 

Fotos

Vídeos