«Los estudios ayudan, pero donde se aprende es a pie de campo»

Miguel Tena Nieto, ingeniero técnico agrícola. :: F. h./
Miguel Tena Nieto, ingeniero técnico agrícola. :: F. h.

Este joven villanovense de 32 años echa una mano cada vez que puede en la explotación agrícola familiar

FRAN HORRILLO

villanueva de la serena. Miguel Tena Nieto es un joven villanovense de 32 años, ingeniero técnico agrícola, que cada vez que tiene ocasión echa una mano en la explotación familiar. Durante estos días está a tope, compatibilizando su trabajo con el de la empresa familiar, que pertenece a la cooperativa Agrícola San Isidro de Villanueva de la Serena.

-¿Cómo llegó a la agricultura?

-Pues más bien por tradición familiar, aunque sí es cierto que desde pequeño me ha llamado siempre la atención todo lo relacionado con la agricultura.

«Las administraciones deberían potenciar más la formación de nuestros jóvenes agricultores»

-¿Llevan mucha superficie de cultivo?

-La explotación familiar consta de 25 hectáreas de regadío, siendo el cultivo de tomate el mayoritario. También plantamos algo de brócoli. Asimismo, llevamos otras tres hectáreas de secano, para olivo y cereal.

-¿Es sacrificada esta profesión? ¿Deja muchos sinsabores?

-Está claro que es una profesión muy sacrificada, pero aún así es una profesión que engancha.

-¿Cómo es un día normal en su actividad en plena campaña? ¿Mucho trabajo? ¿Le queda tiempo para el ocio o para la familia?

-Pues durante la campaña, estás de día y casi de noche pendiente de los cultivos. Vives junto con ellos toda la campaña. No se piensa en mucho más durante esta época.

-¿Qué labores tocan ahora en el campo?

-En estos momentos estamos centrados en las labores de riego. Es una tarea fundamental para el buen desarrollo del cultivo.

-Creo que también apuestan por el brócoli ¿por qué decidieron apostar por este cultivo?

-Con el brócoli lo que buscamos son alternativas al tomate, para rotar con éste y evitar monocultivo. La verdad es que se complementa muy bien con el tomate. El beneficio que te da el brócoli es pequeño y si no gestionas bien la recolección es inexistente.

-¿Hay algún cultivo rentable en la actualidad?

-Por sí mismo no. Si no fuera por la PAC, con los precios a los que venden los agricultores sus productos, yo creo que no se podría vivir de la agricultura.

-¿Ve algún cultivo con futuro?

-En esta zona pienso que el cultivo con más futuro es el tomate.

-¿Ayuda en sus cultivos el tener conocimientos aprendidos de ingeniero?

-Los conocimientos adquiridos en la carrera y los estudios ayudan a seguir aprendiendo a pie de campo, que es donde verdaderamente se aprende.

-¿Cuál es el principal problema que acecha al sector? ¿Qué solución aportaría?

-Pues creo que hay un estancamiento siempre en los mismos cultivos. Por ejemplo, aquí apostamos por el tomate y el maíz, a sabiendas que a este último pocas veces se le gana dinero. Además, creo que hace falta más innovación en la agricultura. Considero que no nos deberíamos obsesionar tanto con la producción y los kilos que saquemos, sino que hemos de apostar por la calidad de nuestros productos en nuevos cultivos. Por último, creo que las administraciones deberían potenciar más la formación de nuestros jóvenes agricultores, para ser más competitivos en un mercado cada vez más exigente y, por que no decirlo, en un mercado con tendencias ecológicas y tendencias sostenibles.

«Si no fuera por la PAC, con los precios a los que venden los agricultores, creo que no se podría vivir de la agricultura»

-¿Es atractivo hoy en día el campo para los jóvenes?

-Para nada. Creo que si no arrastras trascendencia familiar, es muy difícil poner en marcha una actividad agraria

-Imagino que pertenecer a una cooperativa es vital para un agricultor hoy en día ¿no?

-Yo diría que pertenecer a una cooperativa es determinante, pues facilitan mucho el trabajo del agricultor y velan por sus intereses más que el propio agricultor.

 

Fotos

Vídeos