«Hemos estado dos semanas sin poder regar»

Zamora junto a los depósitos de leche de la cooperativa. :: E. G. R./
Zamora junto a los depósitos de leche de la cooperativa. :: E. G. R.

El ganadero Antonio Zamora Camacho denuncia que la falta de agua en Peraleda se debió a los desembalses que realiza Iberdrola y a la falta de previsión de la Administración

E. G. R.PERALEDA DE LA MATA

La dedicación al sector agropecuario de este ganadero le viene de familia. Tanto es así que estudió Ingeniería Técnica Agrícola para después seguir dedicándose a la explotación familiar.

-Afirma que lo suyo es vocación familiar y que solo dejó Peraleda por unos años...

-Así es. Siempre he trabajado en la explotación familiar, antes con mi padre y hermanos y ahora, que ya se jubiló, continuamos los hermanos. Me fui a estudiar Ingeniería Técnica Agrícola y cuando acabé me fui al Servicio Militar Obligatorio. Después me volví para Peraleda y seguí con mis hermanos y mi padre, que por entonces aún no se había jubilado.

«Hemos tenido que aumentar la explotación, el número de cabezas, y trabajar mucho más para seguir ganando lo mismo» «Sin agua no hay hierba y sin hierba hay que echarlas más alfalfa y demás. Es un gasto extra de unos 200 euros diarios »

-¿Qué recuerda de aquella explotación?

-Era más pequeña que la que tenemos ahora. Teníamos unas 100 vacas de campo, avileñas, y aproximadamente 500 cabezas de ovino.

-¿Y ahora?

-Ahora seguimos los tres hermanos y mantenemos el centenar de cabezas de vacuno. Pero de ovejas de leche llegamos a las 1.300.

-Ha sido un crecimiento considerable...

-Ya, pero es que tienes que hacerlo así si quieres sobrevivir.

-¿A que se refiere?

-Pues a aumentar la explotación, el número de cabezas, y a trabajar mucho más para seguir ganando lo mismo.

-¿Por qué?

-Pues por la situación en general. Desde hace al menos 30 años los precios a los que vendemos los animales se mantiene y en cambio toda la materia prima que utilizamos no deja de subir. El pienso, la maquinaria y el combustible son solo algunos ejemplos, que en este último caso se habrá triplicado o cuadruplicado. Y sin embargo nosotros seguimos vendiendo al mismo precio, o incluso más barato. Y luego está la sequía, que nos está matando. Dependemos del tiempo, el cambio climático está ahí y para colmo la sequía del pantano de Valdecañas nos ha tenido dos semanas sin regar.

-Algo que sin duda afectará a la producción...

-Evidentemente. Tenemos arrendada la finca del Ayuntamiento, una dehesa para pasto, ahí no hay problema. Pero luego tenemos 50 hectáreas, tierras de labor de regadío que sembramos de pradera para las ovejas. Sin agua no hay hierba y sin hierba hay que echarlas más alfalfa y demás. Es un gasto extra de unos 200 euros diarios que también tenemos que asumir, y todo por culpa de la bajada del pantano o de la falta de previsión.

-¿A qué se refiere?

-A que esta carencia de agua de riego podría haberse evitado. Por una parte, si Iberdrola hubiese atendido nuestra petición, como ha hecho siempre hasta ahora, de dejar de desembalsar agua del pantano para producir electricidad. De ese modo nuestra captación no se habría quedado seca, como está ahora. Y por otra parte de las administraciones, si hubiesen iniciado antes las obras de emergencia para bombear agua hasta nuestra captación podríamos haber seguid regando. Imagina como quedaron las explotaciones después de dos semanas sin agua con el calor que está haciendo. Ya solo nos queda esperar que las obras no fallen, si bien se trata de una actuación de emergencia para solventar el problema actual. Por eso esperamos que la Junta acometa otras definitivas que evite que este problema se repita en años venideros, porque de otra forma nos van a arruinar entre unos y otros.