España pelea por mantener al menos 45.000 millones para la nueva PAC

Guillermo Fernández Vara, Luis Planas y Begoña García Bernal. / J. M. Romero

El ministro Planas señala en Zafra que debe ser una ayuda para la clase media de la agricultura y «para quien la necesita»

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Antes de final de año la Unión Europea (UE) definirá la previsión de fondos disponibles para la próxima PAC 2021-2027. España, acaba de indicar en Zafra el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, se juega mantener un presupuesto de 45.000 millones que se eleva a 50.000 tras la cofinanciación del Estado y las comunidades autónomas. El Gobierno pugnará para que, al menos, no haya recorte de dinero desde Bruselas. España defenderá también que las ayudas lleguen a la clase «media de la agricultura y, sobre todo, a quien lo necesita». Planas participa junto al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y la consejera de Agricultura, Begoña García Bernal, en una jornada sobre la futura PAC.

El ministro en funciones ha aventurado que a final de la próxima primavera quedará definida la nueva política agraria. No solo en cuanto a fondos a distribuir sino cómo. «Debemos afinar quién es el perceptor de ayudas PAC, el del pago básico y el redistributivo. No debe ser un café para todos sino de apoyo a los que tienen dificultades para producir y comercializar alimentos», ha dicho.

Planas ha expresado que la futura PAC debe mirar no solo a la producción agraria sino a la lucha contra el cambio climático y la preservación del medio ambiente. En clave extremeña, ha subrayado que Extremadura debe tener en esa nueva PAC, que presumiblemente no entrará en vigor hasta 2022, un peso fundamental por dos aspectos. Uno, por la ganadería extensiva, «referente de la nueva política agraria» y otro por la dehesa, un «excelente ejemplo de conexión de agricultura, ganadería y gestión sostenible medioambiental».

En la jornada, Vara ha requerido al Gobierno a que «el productor gane peso en la cadena alimentaria» y ha enfatizado que hay que cambiar criterios del aseguramiento agrario. «Estamos haciendo todos un gran esfuerzo por aumentar el nivel de aseguramiento y a todas luces el peritaje que se hace del seguro de sequía es claramente insuficiente», sostiene el presidente de Extremadura.