La cosecha de cereales podría alcanzar 1.373.000 toneladas

Cooperativas Agro-alimentarias de España cifra la cantidad en un 15,75 por ciento más que la de 2017, que fue de 1.181.165 toneladas

EFE MADRID.

La producción de cereales de Extremadura para 2018 se estima en 1.373.045 toneladas, un 15,75 por ciento más que la de 2017, que fue de 1.181.165 toneladas, según Cooperativas Agro-alimentarias de España.

En el conjunto del país, la cosecha de cereales en 2018 alcanzará 23,8 millones de toneladas, el 53,5 % más frente a los 15,5 millones de 2017, «una buena cosecha para la campaña de comercialización de 2018/2019».

Los datos de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura reflejan que en la región se cultivará una superficie de 290.168 hectáreas dedicadas a cereales, con una previsión de incremento en la producción de todos los cereales a excepción únicamente de maíz, que desciende.

A pesar de ese descenso en el maíz, Extremadura se posiciona como la tercera región productora, sólo por detrás de Castilla y León y Aragón. En concreto, la producción de maíz en Extremadura se estima en 495.770 toneladas, destinándose a este cultivo durante esta campaña 45.070 hectáreas, según estas segundas previsiones, con un rendimiento estimado de 11 toneladas por hectárea.

Respecto a los cereales de invierno, destaca principalmente el aumento de la producción de trigo blando, que se estima que roce las 276.000 toneladas, y de cebada, que se prevé que ronde las 252.500 toneladas. Junto a ello, las estimaciones apuntan a una producción de 234.430 toneladas de avena, 37.060 toneladas de trigo duro, 76.669 toneladas de triticale y 707 toneladas de centeno.

Con todo ello, la producción total de cereales en Extremadura ascenderá a 1.373.045, destinando a los distintos cultivos casi de 240.000 hectáreas, una cifra que supone casi el 6 por ciento de la producción total nacional.

El presidente sectorial de herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias, Juan Carlos Bermejo, ha señalado que «se presenta una buena cosecha de cereales, larga» -todavía hay una zona importante cerealista sin cosechar-, que se ha retrasado más de lo previsto a causa de las intensas lluvias de primavera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos