La cosecha de cereal se reduce un tercio respecto a 2018

La cosecha de cereal se reduce un tercio respecto a 2018

Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura prevé una cosecha de cereales de 923.981 toneladas

EFE

Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura prevé una cosecha de cereales de 923.981 toneladas, según las primeras estimaciones, lo que representa un descenso del 33,7 por ciento respecto a la producción del año pasado, un descenso que a nivel nacional es del 25,5 por ciento, con una producción total de 17,9 millones de toneladas.

Los datos de Cooperativas Agro-alimentarias reflejan que en la región se cultivará una superficie de 258.195 hectáreas dedicadas a cereales, con una previsión de descenso en la producción de todos los cereales, si bien son los primeros datos de estimación que se revisarán el próximo mes de julio.

Este descenso se debe «a múltiples factores», según señala el presidente de la Sectorial de Cultivos Herbáceos, Fermín Suárez, quien explica que la campaña pasada fue excelente y excepcional, por encima de la media que registra normalmente la región.

Por ello, si se compara la previsión inicial de producción para este año con la producción media de una campaña normal, el descenso sería de entre un 20 y un 25 por ciento.

A ello se suma la meteorología «atípica» que se viene registrando, con escasas lluvias en mayo y que el cereal sufrió un otoño y un invierno excesivamente seco y cálido, «condiciones que iniciaron las causas de este descenso».

Según Cooperativas Agroalimentarias, estas malas perspectivas se acrecienta por los bajos precios, que son los mismos que en 1990 mientras que los costes de producción son de 2019, por lo que si se sigue así «muchas de las zonas cerealistas se quedarán desérticas y los pueblos desaparecerán».