Los compradores de aceitunas piden que se regule el rebusco

Los compradores de aceitunas piden que se regule el rebusco

EFE MÉRIDA.

La asociaciones de Puestos de Acopio de Badajoz y de Compradores de Aceitunas de Extremadura instan a la Junta a una regulación efectiva del rebusco, una vez que se ha aprobado un dispositivo especial de seguridad para evitar robos en la campaña agrícola de recogida de uva y de aceituna en la comarca pacense de Tierra de Barros.

Así lo explicaron el viernes el presidente de la primera entidad, Juan Luis Díaz, y el de la segunda, Domingo Cortés, junto a miembros del Campamento Dignidad, quienes también se han sumado a esa reivindicación. El rebusco es una práctica tradicional que consiste en la recogida de los restos de uva, aceituna y otros frutos que se dejan en el campo tras la cosecha.

La Guardia Civil desplegará un dispositivo similar al del año pasado en la campaña de recolección de aceitunas en la provincia de Badajoz y con el que se pretenden evitar los robos en el campo.

Díaz solicitó una regulación efectiva del rebusco a la Junta por no favorecerse ahora una práctica que alimenta a familias desde hace décadas en la comarca. Además, dijo que muchas familias viven del rebusco de las aceitunas y de las uvas porque «lamentablemente, la situación de empleo en la región no da para otra cosa». También señaló que una vez que termina la campaña de la aceituna alguna organización agraria prefiere que, en vez de poder servir a esas familias el producto restante como fuente de ingreso, se coman las aceitunas y las uvas el ganado o los animales silvestres.

Por su parte, Cortés criticó que se trate a los practicantes del rebusco como «ladrones» y aseguró que en numerosas ocasiones son los agricultores los que han sido acusados por la Guardia Civil por estar implicados y beneficiarse de los robos. Por último, defendió que el rebusco favorece al sector.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos