COAG pone la granjas españolas de porcino como ejemplo de bioseguridad

El sindicato pidió ayer a la Comisión Europea que refuerce la prevención frente a la PPA

REDACCIÓN

Madrid. El responsable del sector porcino de COAG, Jaume Bernis, pidió ayer en el Observatorio de la carne de porcino de la Comisión Europea que todos los países de la UE eleven sus parámetros de bioseguridad en granjas al nivel de excelencia de España y que se refuercen las medidas preventivas frente a la peste porcina africana (PPA), según informó en un comunicado.

«La correcta aplicación de medidas de bioseguridad a todos los niveles es vital para la disminución del riesgo de entrada de enfermedades como la peste porcina africana a nuestras explotaciones. El buen nivel de bioseguridad que tiene España debe establecerse en todos los Estados miembros», señaló Bernis.

En concreto, COAG considera que debe exigirse el vallado perimetral, que en algunos países del centro y norte de Europa no se realiza, ya que garantiza el aislamiento de la granja frente a animales domésticos y salvajes y, también es importante para el control de acceso de vehículos y personas ajenas a la explotación.

Dentro del paquete de medidas para evitar la entrada de PPA a España, COAG pidió también que se exijan análisis, vía extracción de sangre, a todas las importaciones de lechones que entren en nuestro país. Dichos análisis deben estar realizados en el país de origen y certificados por las autoridades correspondientes.

La cercanía de los últimos focos encontrados de PPA en Bélgica, así como el elevado número de lechones importados (1,2 millones este año) hacen que dicha medida sea «fundamental» para evitar contagios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos