CC OO y UGT denuncian que las centrales hortofrutícolas no pagan la subida del SMI

CC OO y UGT denuncian que las centrales hortofrutícolas no pagan la subida del SMI

Los sindicatos advierten de que si persisten los pretextos y los incumplimientos en el pago de los salarios se convocarán movilizaciones

EFE

CC OO y UGT han denunciado este martes que las centrales hortofrutícolas de Extremadura, que emplean a miles de personas durante estas fechas, están incumpliendo la ley y el laudo arbitral sobre el salario mínimo interprofesional, lo que genera «gran irritación e incertidumbre entre sus trabajadores».

Las federaciones de UGT Fica y CC OO de Industria de la región acusan a la Asociación de Fruticultores de Extremadura (Afruex) de «mentir totalmente cuando indica que están cumpliendo con la legalidad» en la aplicación del Real Decreto del Gobierno sobre la actualización del salario mínimo.

Según señalan, la realidad es que «están poniendo todo tipo de trabas para pagar el nuevo salario mínimo, que de hecho no lo están haciendo en muchas explotaciones«, por lo que están llegando a los dos sindicatos quejas continuas por parte de los trabajadores y las trabajadoras sobre esta situación.

CC OO y UGT recuerdan a los empresarios de este sector que el laudo arbitral aclara de manera taxativa cómo se tiene que aplicar la actualización del salario mínimo y que, independientemente de que se decidan a impugnarlo o no, es de obligatorio cumplimiento desde su publicación, es decir, ya está vigente.

También acusa a los empresarios hortofrutícolas de mentir cuando presumen de «paz social en el sector», cuando lo cierto es que hay un descontento generalizado por su negativa a cumplir la ley «y su egoísmo a hacer un mínimo reparto de justicia de los importantes beneficios que llevan años obteniendo«.

Para UGT y CC OO, la intención de fondo de los empresarios es pasar la fase intensa de la campaña de recogida sin haber pagado los salarios impuestos por la ley «mientras los trabajadores sí cumplen su parte y van todos los días a trabajar, ellos ponen todo tipo de excusas para prolongar su incumplimiento».

Los sindicatos critican que una de las excusas más evidentes es relacionar esta situación con la negociación del convenio del campo y por ello quieren dejar claro «que la obligación de actualizar el salario mínimo está al margen de esta negociación, porque parte de un Real Decreto del Gobierno y de un laudo de obligado cumplimiento«.

También añade que el convenio del campo está prorrogado y vigente mientras que no se firme uno nuevo y no está caducado como los empresarios afirman.

Las federaciones de CC OO de Industria y UGT FICA ya han trasladado a la Administración regional este grave problema que está generando la patronal del sector hortofrutícola e insta a la Autoridad Laboral y a Inspección de Trabajo a que actúe de oficio para hacer cumplir la ley y que la actitud empresarial no quede impune.

Los sindicatos advierten de que si persisten los pretextos y los incumplimientos en el pago de los salarios se convocarán movilizaciones «que sin duda serán secundadas masivamente, por la indignación más que extendida que se está generando entre las plantillas».