La UEx busca mejorar la sostenibilidad de la dehesa con su proyecto 'ClimDehesa'

La UEx busca mejorar la sostenibilidad de la dehesa con su proyecto 'ClimDehesa'

REDACCIÓN

Mérida. El proyecto 'ClimDehesa', liderado por investigadores del Instituto de Investigación de la dehesa de la Universidad de Extremadura (UEx) y cuya jornada de cierre se celebró ayer en la finca La Cocosa de la Diputación de Badajoz, pretende mejorar la sostenibilidad de la dehesa frente al cambio climático.

En dichas jornadas participaron ganaderos, gestores de dehesas e investigadores de la UEx para debatir sobre la adaptación de la dehesa al cambio climático. De este modo, dentro del proyecto se ha creado una red de dehesas demostrativas de participación y desarrollo donde se están llevando a cabo prácticas que mejoran su capacidad de adaptación al cambio climático.

La red sirve como punto de referencia para que otros ganaderos y gestores empiecen a aplicar estas prácticas de manejo, según explicó el investigador principal del proyecto, Víctor Rolo.

Las prácticas que llevan a cabo estas dehesas para mejorar su capacidad de adaptación frente al cambio climático incluyen la mejora del manejo de los pastos mediante la siembra de praderas de leguminosas o el pastoreo adaptativo; el uso de bancos forrajeros de especies leñosas para suplir los periodos de escasez de pastos; el aprovechamiento de los restos de poda para la incorporación eficiente de la materia orgánica al suelo y el uso de líneas clave para reducir las pérdidas de agua de lluvia por escorrentía y potenciar la recarga de agua en el suelo.

En total, la red la forman más de 20 fincas públicas y privadas repartidas por todo el territorio nacional. Las prácticas con mayor implantación son la siembra de leguminosas y el pastoreo adaptativo. Las que menos presencia tienen son la mejora de los suelos a partir de restos de podas y los bancos forrajeros.

El proyecto también incluye acciones de comunicación y divulgación. Para ello se han realizado cinco visitas a dehesas de la red donde más de 100 participantes han visto como preparar la dehesa para el cambio climático.