Los apicultores solicitan ayudas tras otra campaña negativa

Los apicultores solicitan ayudas tras otra campaña negativa

EFE BADAJOZ.

La apicultura extremeña ha trasladado al Ejecutivo autonómico la necesidad de adelantar las ayudas agroambientales y de instar al Gobierno a una reducción fiscal de los módulos en el sector, después de una nueva campaña «negativa» en este área.

El responsable del sector Miel de Coag-Coordinadora Agraria, José Luis González, explicó que la de este año es la tercera campaña con cifras muy negativas, lo que hace necesario ayudas para el sector. Los apicultores han pedido ya a la Junta de Extremadura que abone las ayudas agroambientales del año en curso antes de finalizar 2018, y que inste al Ministerio de Agricultura al impulso en 2019 de una reducción fiscal de los módulos que abonan los profesionales en su actividad.

Las condiciones climatológicas adversas a causa de un «indudable cambio climático» están afectando a las campañas y con ello a la rentabilidad de los profesionales. Además, este año se une la bajada de los precios del producto, debido a la competencia de países extracomunitarios como Argentina o Ucrania. «Todo lo que sean ayudas permitirá a los apicultores tener liquidez y compensar la pérdida de renta por esta mala campaña», incidió.

No en vano, la producción total que se espera para toda la campaña 2018 se situará un 55 por ciento por debajo con respecto a un año normal, debido a las condiciones climatológicas registradas durante 2018.

José Luis González dijo que las temperaturas más bajas de lo normal tanto en la primavera como en julio provocaron una escasa producción de miel y de polen en la comunidad, así como ahora durante la trashumancia. «Lo único positivo de la campaña 2018 ha sido la recuperación del censo apícola, gracias a las lluvias de primavera, que permitieron solventar la pérdida de colmenas acontecida tras la sequía de otoño», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos