Apag presenta ocho alegaciones contra la candidatura de La Siberia a Reserva de la Biosfera

Vistas del embalse de Cijara, en la comarca de La Siberia:: HOY/
Vistas del embalse de Cijara, en la comarca de La Siberia:: HOY

Metidieri considera que conllevaría un exceso de proteccionismo que frenaría el desarrollo económico

E.P.

APAG Extremadura Asaja ha presentado este lunes, 27 de agosto, un documento con ocho alegaciones para pedir la retirada del proyecto de candidatura Reserva de la Biosfera para la Siberia en su totalidad ante los «enormes perjuicios económicos» que puede llegar a suponer dicha titulación.

Así, lo ha destacado ante los medios de comunicación el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, que ha afirmado que estos ocho puntos «certifican que el proyecto puede resultar dañino y nada eficaz a la hora de aportar desarrollo económico y soluciones para acabar con el denominado éxodo rural que tan duramente castiga» a los pueblos extremeños.

De este modo, ha dicho que las ocho alegaciones recalcan que el proyecto de candidatura Reserva de la Biosfera y el exceso de proteccionismo y norma reguladora que conllevaría la titulación supondría una «limitación y freno a las actividades económicas de la comarca en lo referente al sector primario», así como que «no disponen en general de fondos propios» y estos serían «aportados por los fondos destinados al desarrollo rural en área de conservación y de proteccionismo».

También, manifiestan que el proyecto establece «zonas con fuertes restricciones y limitaciones» por las llamadas «zonas núcleo» en las cuales «predomina la conservación y actividades científicas».

Del mismo modo, dicho documento afirma que no se han garantizado ni respetado la participación de todas las partes implicadas, pues no hay «unanimidad clara» en los apoyos de la población y sectores de la comarca de La Siberia, la cual es «una de las máximas exigencias que tiene la UNESCO para declarar una zona Reserva de la Biosfera».

Además, exponen que el proyecto contribuye a ser un «gran freno al desarrollo de nuevas infraestructuras» tanto en el transporte como en las comunicaciones, y asimismo «no se cumple con los objetivos y planes de acciones establecidos en el Marco Estatutario Reservas de Biosfera».

De la misma forma, Metidieri ha dicho que su organización profesional agraria defiende que «basta ya de despoblación rural», pues «aquí se lleva décadas vendiendo mucho humo» pero «lo que sí es cierto y real es que cada vez la despoblación está haciendo más daño» y en zonas como la comarca de La Siberia es donde están «agonizando los pueblos».

Asimismo, las alegaciones piden «menos burocracia y menos regulación», algo que esta titulación va a conllevar, y también ha afirmado que el proyecto limitará la labor agrícola y ganadera pues el documento ya hace referencia, en sus más de 500 paginas, al control poblacional de la carga ganadera, y hace mención a limitar los usos de fertilizante, «dependiendo todo de los distintos hábitat, sean de flora o animal».

También, ha mencionado que APAG Extremadura Asaja quiere en la comarca de La Siberia las «misma posibilidades» que puedan tener en otras comarcas de España y exigen para la Siberia «soluciones que de verdad aporten crecimiento económico, es decir, menos humo medioambiental, que solo contribuye a la despoblación, más desarrollo real e infraestructuras, y más comunicaciones, que ya son »muy necesarias«.

Más caza, pesca, industria y regadíos

Igualmente, la organización agraria ha pedido que se faciliten y se potencien actividades cinegéticas como la caza y la pesca y no se les pongan «freno», además de solicitar «planes de industrialización que aporten riquezas y generen empleo de calidad», así como, regadíos ya que «la comarca de la Siberia es la que más agua embalsada tiene y la que menos hectáreas de regadío tiene en toda Extremadura».

Por otro lado, Metidieri también ha informado de que se han presentado a parte de las alegaciones de APAG Extremadura Asaja más de 600 alegaciones a titulo particular en contra de la candidatura procedentes de Navalvillar de Pela, Puebla de Alcocer, Siruela y Talarrubias.

Asimismo, ha comentado que ésta es una comarca que «precisa de políticas de desarrollo que posibiliten la creación de empleo, el crecimiento económico, la mejora de calidad de vida en sus habitantes, mejorando las infraestructuras de comunicación y transporte y no políticas encaminadas a preservar el medioambiente que imposibilita alcanzar los objetivos de ecoexion como marca Europa de forma económica, social y territorialmente».

Por otro lado, a preguntas de los medios ha explicado que cualquier instalación termosolar o fotovoltaica «se verán totalmente frenadas ya que están condicionadas a un número de kilovatios» y ha dicho que cualquier empresa que tenga que hacer una instalación termosolar o fotovoltaica «buscará un sitio donde tengan menos problemas y dificultades administrativas».

Finalmente, también ha dicho que APAG Extremadura Asaja ve «con suficiente claridad que desde el principio no ha habido unanimidad» y que «principalmente no ha existido porque no ha habido disposición por la otra parte» de llegar a ella.

Así, según ha explicado, lo que se ha llevado a cabo ha sido «una imposición» y ante eso «continúan viendo que la sociedad cada vez esta más enfrente y no quiere más ni titulaciones de protección ambiental»

De este modo, ha explicado que por lo tanto «al no haber unanimidad espera que tanto desde el comité agrobiosfera como desde París, cuando llegue hasta allí, tengan en cuenta ese rechazo que ha existido».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos