«Hemos ahorrado bastantes hectómetros de agua»

Miguel Leal, en la sede de la Comunidad en Don Benito. :: hoy/
Miguel Leal, en la sede de la Comunidad en Don Benito. :: hoy

Pese a que se avecinaba una campaña de riego atípica y restrictiva, al final, se ha desarrollado sin ningún problema

ESTRELLA DOMEQUE

Don Benito. La campaña de regadío ha salvado con creces un año que se preveía incierto a causa de las restricciones y recomendaciones previas a la campaña. Sin embargo, una vez concluida Miguel Leal, presidente de la Comunidad de Regantes del Canal de Orellana en las dos últimas legislaturas y con la que está vinculado desde hace doce años, hace una valoración muy satisfactoria.

-¿Cuál es el balance de la campaña de riego?

-Desde la Comunidad hacemos un balance bastante positivo porque ha sido una campaña tranquila, sin problemas y en la que hemos ahorrado bastantes hectómetros de agua. Creo que ha sido una campaña como nunca la habíamos hecho, muy positiva. De hecho, tenemos una dotación y todos los años tenemos que pedir entre 100 y 120 hectómetros adicionales de agua para poder terminar la campaña y este año en absoluto. Incluso nos hemos permitido el lujo de dar otro riego ahora y estaríamos en disposición de dar uno más si fuera necesario. Todo eso es porque no hemos consumido la asignación que tenemos. Los agricultores han hecho muy bien los deberes. Creo que todas las asambleas que hicimos antes de la campaña, como había tanta sequía, han calado también en el agricultor que ha colaborado para que la campaña acabe así de bien.

«El año pasado usamos 80 hectómetros cúbicos adicionales y éste no hemos llegado a consumir ni la dotación asignada» «El trabajo bien hecho y la colaboración de los agricultores ha sido clave»

-Y eso que todo apuntaba a una campaña atípica.

-Sí, incluso había gente que hablaba de que estábamos acortando la campaña y, al final, al contrario. Estamos dando agua ahora, pues abrimos las acequias de nuevo el pasado lunes y las tendremos abiertas hasta el sábado. Cosa que no se había hecho antes, cuando la campaña acababa sobre el 15 de septiembre y ya no había más agua. Ahora todavía estamos regando, los agricultores están haciendo un segundo cultivo, como brócoli, y les estamos suministrando agua para ello. El trabajo bien hecho y la colaboración de los agricultores está llevando a que podamos hacer más cosas.

-Ese ahorro de agua es positivo también de cara al futuro, ¿no?

-Desde la Comunidad hemos hecho una planificación de los objetivos y de dónde queremos llegar viendo las demandas que vamos teniendo, como esa intención de plantar un segundo cultivo de brócoli o de coliflor, entre otros. Y queremos tener eso planificado, aun sabiendo que tenemos la mayor superficie de arroz de toda la comunidad autónoma y que esa es una demandante más fuerte de agua. En 2019, con toda seguridad, llevaremos la encomienda de gestión del Canal de Orellana y repartiremos el agua en todas las acequias. Ahora se hacen los movimientos en el canal cada dos o tres días, pero nosotros pensamos que tiene que ser más eficaz y para ello las maniobras tendrían que ser todos los días.

-¿Y en comparación con la del pasado año, marcada por la sequía?

-No tiene nada que ver con la del año pasado, cuando tuvimos que utilizar 80 hectómetros cúbicos adicionales y este año no hemos llegado a consumir ni la dotación que tenemos. También hay que decir que los agricultores han hecho mucho en este tema. Por ejemplo los arroceros, que han optado por un sistema de siembra directa que también ha supuesto un gran ahorro de agua. Han sido muchas las circunstancias para que éste sea un año muy excepcional.

-¿Qué sensaciones le transmiten los agricultores?

-Los agricultores están contentos, porque la campaña empezó con mucha incertidumbre y con mucho alarmismo. Sin embargo, no ha sido así y la valoración es muy positiva. Creo que la gente está contenta y se están respondiendo a sus demandas y necesidades.

-Y, por último, ¿cuáles son las previsiones de futuro?

-Hace unos días tuvimos una reunión con el nuevo presidente de Seiasa y planteamos seguir renovando nuestra red de acequias para modernizarlas y adaptarlas a los nuevos tiempos. Tenemos más de 1.200 kilómetros de acequias nuestras y si nos hacemos cargo de la gestión del canal contaremos con 600 más de redes secundarias que tienen en estos momentos la Confederación y esas infraestructuras necesitan de reparaciones, control y mantenimiento. Estamos ilusionados, queremos abaratar los costes al agricultor, pero también ofrecerles una mejor gestión.

 

Fotos

Vídeos